La gripe A se cobra su décima víctima, un varón sin enfermedades previas

El virus ha sido detectado entre los indios del Amazonas, un colectivo muy vulnerable a los agentes patógenos por sus escasas defensas.

2

La décima víctima de la gripe A en España, que falleció ayer en Gran Canaria, no padecía ninguna enfermedad crónica de base, aunque sí tenía «factores de riesgo» que no han sido desvelados por expreso deseo de su familia.

Así lo informó la consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias, Mercedes Roldós, que declaró que el fallecido tenía 30 años.

La víctima, que murió a las 06,18 horas, sufría una neumonía bilateral que derivó en un fallo multiorgánico por complicaciones de la gripe A, declaró la titular.

El difunto fue ingresado en el Hospital Universitario Insular el pasado 26 de julio, derivado desde su centro de salud, y trasladado al día siguiente a la Unidad de Medicina Intensiva del Hospital Insular de Gran Canaria por una «insuficiencia respiratoria severa», agregó la consejera.

Actualmente hay cinco personas ingresadas por gripe A en unidades de cuidados intensivos de Canarias y su situación, aunque es grave, evoluciona favorablemente, precisó Roldós.

De ellos, uno está en el mismo hospital donde se ha producido este fallecimiento; dos adultos permanecen en el Hospital Nuestra Señora de la Candelaria, en Tenerife; otro en el Hospital General de La Palma, y una mujer en el Hospital Universitario de Canarias, también en Tenerife, todos con enfermedades crónicas de base, recordó la consejera.

El paciente que permanece ingresado en el Hospital Insular de Gran Canaria lleva un mes y un día en la UVI y, aunque su situación es grave, no se teme por su vida, por lo que se espera que pueda ser dado de alta de esta unidad durante la próxima semana, según declaró el director del Servicio Canario de Salud, Guillermo Martiñón.

La consejera recordó que desde el Ministerio de Sanidad se ha negociado la compra de 37 millones de vacunas para España, lo que cubre un 40 por ciento de la población y que aún no se han definido los grupos de riesgo, ni cuál será la fecha de entrega.

Según las previsiones para este otoño, la pandemia puede afectar a entre el 20 y el 40 por ciento de los ciudadanos, por lo que el objetivo es minimizar el impacto del absentismo laboral y escolar que pueda provocar, puntualizó.

Roldós insistió en que la tasa de mortalidad de la nueva gripe es inferior a la de la gripe estacional.

La ONG Survival informó ayer de los primeros casos de indios amazónicos que han contraído el virus de la gripe A, lo que hace temer una epidemia entre un grupo poblacional con escasas defensas a las enfermedades externas.

Los infectados son miembros de la comunidad matsigenka, radicada a lo largo del río Urubamba, en el Amazonas peruano, y diagnosticados con la enfermedad por las autoridades sanitarias del Departamento de Cuzco.

Además recordó que este tipo de grupos son particularmente vulnerables a esta variante de la gripe, porque sus miembros «tienen un sistema inmunológico pobre y una alta tasa de enfermedades crónicas, como la diabetes e insuficiencias cardíacas».

Un contagio generalizado, advirtió el profesor de medicina de la Universidad de Bristol, Stafford Lightman, «será devastador porque infectará a comunidades enteras, lo que impedirá que haya gente en condiciones de cuidar a los demás o de las tareas básicas como preparar la comida».