La enfermera que cometió el fallo se ofreció voluntaria para alimentar a Rayán

Sanidad prevé 8.000 muertes en España por gripe A durante el invierno. El Ejecutivo matiza que se está trabajando con criterios profesionales adecuados a la situación.

3

El informe oficial de la Consejería de Sanidad afirma que la enfermera del caso Rayán se ofreció «a poner las nutriciones enterales» tanto a Rayán como a otro neonato que se encontraba también en la UCI del hospital, ya que la auxiliar encargada tuvo que atender un nuevo ingreso.

La enfermera que cometió el error, contratada desde el 18 de junio en este servicio, «practicó por vía venosa periférica, en lugar de por sonda nasogástrica» la alimentación de Rayán, mientras que administró correctamente la alimentación a un segundo neonato.

En el box pequeño, en el que se encontraba Rayán, había dos enfermeras y una auxiliar de enfermería para tres pacientes, cuatro más tarde, con la llegada del procedente de Cuidados Medios.

A partir de las 15,00 horas, al incorporarse el turno de tarde la supervisora de Materno-Infantil valora que hay suficiente personal en Pediatría y propone a la enfermera del Caso Rayán bajar a Neonatología para familiarizarse con cuidados intensivos, pero sin tener pacientes a su cargo.

La supervisora comprueba en dos ocasiones que no existen incidencias y que esta enfermera se encuentra «tutelada» por las otras dos del box pequeño.

Sobre las 21,00 horas se produce una situación de emergencia al ingresar un neonato que obligó a las otras dos enfermeras y a la auxiliar a acudir y a retrasar la alimentación de los pacientes.

«Es entonces cuando la enfermera 1 (denominación que recibe en el informe) se ofrece a poner las nutriciones enterales y Rayán recibe la alimentación por vía intravenosa», afirma el informe.

A las 22,15 horas, la enfermera de turno de noche, ante «el aviso acústico de la bomba de perfusión», acude y observa que se le ha introducido alimentación por vía venosa periférica.

De inmediato, avisa al médico de guardia, quien inicia «maniobras y procedimientos» para intentar estabilizar a Rayán, pero «presenta un incremento del deterioro de su estado de salud». Continúan realizándole pruebas durante toda la noche, hasta que finalmente el niño falleció a las 11,30 horas, tal y como corrobora el informe.

La enfermera que cometió el fallo se encuentra actualmente ingresada en un centro psiquiátrico privado para afrontar la trágica situación a la que se enfrenta.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo ayer que la pandemia de gripe A se está propagando más rápidamente que ninguna otra y que es inútil contabilizar todos los casos individuales.

En lo que concierne a España, la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, reiteró ayer el mensaje de serenidad del Ejecutivo, que actúa con «rigor, pero sin alarmismo; desde una razonable preocupación». Sanidad advirtió que se prevén 8.000 muertes en territorio nacional por gripe A.

Ante el incremento de casos el próximo otoño, de la Vega, señaló que están «preparados» para afrontar la situación de forma razonable, afirmando que «se cuenta con todos los servicios».