La reina Letizia visita una de las casetas que forman parte de la 78 edición de la Feria del Libro de Madrid. / efe
Publicidad

La reina Letizia inauguró ayer la 78 edición de la Feria del Libro de Madrid, la más caribeña por tener como país invitado a República Dominicana, que trajo su cultura al parque del Retiro, donde libreros, editores y autores se encontrarán con sus lectores en esta cita cultural.

Durante más de una hora y media, la reina, acompañada por los ministros de Cultura de España y República Dominicana, José Guirao y Eduardo Selman, respectivamente; la alcaldesa de Madrid en funciones, Manuela Carmena; y el director de la FLM, Manuel Gil, entre otros, recorrió el Paseo de Coches del Retiro que acoge hasta el próximo 16 de junio un total de 361 casetas.

Una edición que su director afronta con mucho optimismo y en la que se prevé, si la meteorología acompaña, que se alcancen unas ventas de 500.000 a 550.000 ejemplares, lo que supondrían diez millones de euros, ha indicado Gil en una entrevista con Efe.

Inversiones

“Hemos invertido muchísimo dinero en desarrollar una actividad cultural muy intensa”, explicó el director de la feria, que subrayó la importancia de República Dominicana por tener “una generación de escritores y escritoras que nos van a sorprender enormemente en Madrid”.

Durante el recorrido por algunas de las casetas de la feria, el ministro Guirao obsequió a la Reina con una selección de libros de mujeres escritoras de todos los géneros. Visitantes, representantes del mundo del libro y escolares acompañaron a doña Letizia durante este recorrido. Y a algunos de los niños que quisieron acercarse a la reina les preguntó por las notas que iban a sacar en Lengua y les dijo que lean mucho.

El desembarco de República Dominicana no es solo literario sino, según indicó Manuel Gil, que acude con el conjunto de sus industrias culturales, entre ellas “una de las que representa un porcentaje importante del PIB, que es la industria relacionada con la música”.

En este sentido agregó que “vamos a tener vídeo, teatro, artes escénicas, bailes… Un montón de actividades con lo cual vamos a una feria muy colorida y muy caliente porque hemos traído el Caribe a Madrid”. Precisamente a ritmo de merengue recibieron a doña Letizia en el pabellón de este país, una de las primeras paradas de su recorrido, después de visitar la del Ministerio de Cultura.