La reforma educativa genera otra polémica entre Gobierno y oposición

El Ejecutivo apela al diálogo para dotar al sistema de la estabilidad que merece mientras PP y Cs critican que el objetivo es volver a un sistema “fracasado” que tan solo crea discordia

40

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, indicó que ve “buenas condiciones” para alcanzar una reforma educativa en España con diálogo, contando “con todo el mundo” y también con “una cierta rapidez”, con el objetivo de dotar al país de una “educación del siglo XXI” con estabilidad.

Así, indicó que se trata de un asunto “mayor” para el Gobierno que lo quiere “acometer con diálogo, con acuerdo, contando con todo el mundo” pero “también con una cierta rapidez”, y en este sentido reiteró que la pretensión es “llegar a final de año haciendo todo el trabajo de acuerdos”.

En este sentido, incidió también en que tanto en la oposición como ahora en el Gobierno desde el PSOE siempre han sido “claros” en que su objetivo es “hacer desaparecer la Lomce”.

Una cuestión en la que según dijo se va “rápido” pero en la que al mismo tiempo se tiene que “hacer como corresponde a una ley tan importante como ésta, con el acuerdo máximo posible del resto de las fuerzas políticas en sede parlamentaria, como es lógico, pero también en las negociaciones correspondientes”.

Así, a preguntas de los medios, Calvo defendió que España necesita una educación con “transformaciones en todos y cada uno” de los elementos de su “calidad”, es decir, en la ratio de profesor, en la “dignidad” de la profesión y en la “educación en valores democráticos, éticos”.

Por su parte, el presidente del PP, Pablo Casado, mostró el rechazo de su formación al “desmantelamiento” de la reforma educativa del PP plasmada a través de la Lomce que persigue el Gobierno para regresar al “modelo fracasado y mediocre” de la Logse, que ha representado “el lastre” para los jóvenes.

Casado indicó que ha sido la reforma educativa del PP a través de la Lomce la que “había permitido bajar el fracaso y el abandono escolar más de seis puntos” en España.

Regresar a la Logse representa, según el líder popular, volver “a un modelo educativo fracasado y mediocre que ha lastrado a nuestros jóvenes” cuando durante el Gobierno del PP “hemos logrado bajar mucho el paro juvenil”.

Así, defendió que la Lomce fomenta, entre otras cuestiones, la formación profesional dual, los itinerarios, la evaluación de conocimientos, la libertad de los padres en la elección de centros, la vertebración nacional de los contenidos, o el bilingüismo, aspectos claves para lugar contra los índices de paro juvenil en España.

División frente a solución

Finalmente, el secretario de Programas y Áreas Sectoriales de Ciudadanos, Toni Roldán, afirmó que el Gobierno “crea más divisiones que soluciones” con su propuesta de reforma educativa y reprochó al PSOE que plantee esto ahora tras haber “dinamitado” el Pacto de Estado por la Educación.

Roldán subrayó que para cambiar el sistema educativo se requieren “grandes consensos”, como los que se buscaron para ese pacto que “el PSOE dinamitó” al abandonar la negociación el pasado marzo “después de 18 meses de trabajo”.

En declaraciones a los periodistas, el dirigente de Cs calificó de “divisiva” la propuesta presentada por el Gobierno.

El documento del Ministerio de Educación y Formación Profesional con los principales objetivos de la reforma de la ley vigente (la LOMCE, aprobada por el PP en solitario en 2013) dice que los poderes públicos recuperarán la programación de la enseñanza y que la asignatura de Religión dejará de contar para la nota media de los alumnos, entre otras medidas.