La mujer arrestada contaba con antecedentes policiales y tras la detención pasó a disposición judicial.
La mujer arrestada contaba con antecedentes policiales y tras la detención pasó a disposición judicial. / E.P.
Publicidad

Agentes de la Policía Nacional detuvieron en Valencia a una mujer de 39 años como presunta autora de un delito de explotación de menores para la mendicidad, tras al parecer pedir limosna en la puerta de una iglesia junto a sus hijas menores de edad. Según relató la Jefatura en un comunicado, las menores fueron entregadas a su abuela.

Las investigaciones se iniciaron cuando los agentes, que ya se encontraban realizando labores de prevención, fueron alertados por la Sala del 091 para que se dirigiesen a una iglesia de la capital del Turia, donde al parecer una mujer estaba utilizando a su hija menor para mendigar.

Al llegar al lugar, los agentes observaron a la sospechosa en la puerta de una iglesia junto a un carro de bebé, en el que se encontraba una niña de dos años, mientras pedía dinero a los viandantes.

Tras diversas gestiones, los agentes localizaron a la abuela de las menores que se presentó en el lugar y se hizo cargo de las mismas. La ahora arrestada, que contaba con antecedentes policiales, fue acusada como presunta autora de un delito de explotación de menores para la mendicidad y pasó a disposición judicial.

Posible homicidio

También en la Comunidad Valenciana pero, en este caso en Alicante, la Policía Nacional investiga las circunstancias del presunto asesinato de un joven de 27 años cuyo cadáver fue encontrado en la madrugada del domingo con seis disparos. Según trascendió, fueron los vecinos quienes alertaron a la policía de que había un hombre tendido en el suelo y con sangre en la Zona Norte de la ciudad.

La víctima, que tiene antecedentes por delitos violentos y contra el patrimonio, presentaba seis disparos en la cabeza, pecho y hombro. Según informó la Jefatura, hoy se le realizará la autopsia para determinar si pudieron realizarse por la espalda, ya que viendo los orificios y con la sangre, todavía resulta difícil determinar cuáles son de entrada y de salida.

En un primer momento no se podía determinar la identidad del hombre, pero tras las primeras investigaciones de la Policía Nacional lograron identificarle, determinándose la edad del varón.

La investigación continúa abierta para determinar si se había producido una reyerta o si se trata de un ajuste de cuentas. Hasta el momento, se barajan todas las posibilidades y ninguna opción está cerrada por lo que la Policía Nacional continúa buscando al autor o autores del homicidio.