Los toros de la ganadería de La Palmosilla recorren la calle de Mercaderes de Pamplona. / EFE
Publicidad

Los Sanfermines afrontan su recta final con miles de personas en sus calles dispuestas a disfrutar de la penúltima jornada festiva que comenzó con el debut de la ganadería gaditana de La Palmosilla en un encierro veloz y limpio, en el que no hubo heridos por asta de toro. El séptimo encierro de las fiestas, multitudinario al coincidir en sábado, duró dos minutos y 12 segundos, lo que le convierte en la carrera más rápida de estos Sanfermines, y propició bonitas carreras de los mozos que se pudieron situar entre los astados.

A los pocos segundos de comenzar la carrera los de La Palmosilla marcaron diferencias con los toros de lo días precedentes, al situarse en cabeza y liderar el grupo, llegando a colocarse en algún momento hasta cuatro astados al frente de la torada. Esto permitió a los corredores introducirse entre las astas, propiciando bonitas carreras, pero también numerosas caídas debido a la velocidad que han impuesto los bureles, que por la tarde serán lidiados en el coso pamplonés por José Garrido, Luis David Adame y Javier Marin.

Como consecuencia de esas caídas cuatro corredores fueron trasladados al Complejo Hospitalario de Navarra con diversos traumatismos, de los que dos recibieron ya el alta.

A diario al encierro sigue una suelta de vaquillas en la plaza de toros, un acto que igualmente congrega a numerosas personas, entre las que en esta jornada se pudo ver al actor y cineasta norteamericano Daniel Baldwin, quien corrió el encierro del viernes en cumplimiento de una promesa a su amigo Patrick Michael Raynor ‘PJ’, recientemente fallecido por una sobredosis.

Daniel y ‘PJ’, informó la Oficina Internacional de Prensa en su página web, hicieron una lista con diez cuestiones pendientes que querían hacer juntos en la vida cuando superasen sus adicciones, y una de ellas era correr en el encierro de Pamplona.

Sin embargo, este compromiso nunca llegaron a cumplirlo, al fallecer ‘PJ’, por lo que el actor decidió correr un encierro y rodar en Pamplona un documental en recuerdo a su amigo titulado ‘My promise to PJ’. Desde la pasada noche y las primeras horas de la mañana se hizo ya evidente la llegada del fin de semana que vuelve a congregar a miles de personas en las calles de Pamplona, el principal y mayor escenario de estas fiestas, con música y actividades para todas las edades en múltiples rincones.

La música

Y es que la música recorrió el casco viejo de la capital navarra desde las 6.45 horas. Las dianas marcan a diario el inicio de la jornada festiva y acompañan hasta el encierro, cuya espera en la plaza de toros es amenizada por diferentes grupos musicales.

A partir de ese momento charangas de las peñas, cuadrillas de amigos que quedan para almorzar o pasar el día acompañados por sus instrumentos o músicos callejeros aportan sus ritmos a una fiesta que, dentro del programa oficial, incluye recitales de jotas, música de bandas, de txistu y gaita y espectáculos de bertso y música.

En cuanto a las incidencias, la Junta Local de Protección Civil conoció la detención de un hombre por tocamientos a una mujer, al que se acusa además de un presunto delito de lesiones, ya que después se enzarzó en una pelea con quienes acompañaban a la mujer.

Asimismo fueron informados de la sanción impuesta a un joven valenciano por un doble incumplimiento de la ordenanza del encierro. Por agarrar al toro el día 10 se le multó con 1.000 euros y por reincidir el día 12 con 3.000 euros.