Agentes de la policía nacional examinan el cuerpo de la mujer que murió en Murcia apuñalada por su pareja.
Agentes de la policía nacional examinan el cuerpo de la mujer que murió en Murcia apuñalada por su pareja. / efe
Publicidad

La mujer de 39 años y nacionalidad colombiana que murió el miércoles tras ser apuñalada por su pareja en Murcia no había presentado denuncias previas por malos tratos, según revelaron ayer fuentes cercanas.

La mujer, que se encontraba en un programa de acogida de refugiados, estaba casada con tres hijos, dos de ellos mayores de edad y un menor de 15 años.

La víctima no había sido atendida por los Centros de Atención Especializada para Mujeres Víctimas de Violencia (CAVI) y no constan denuncias por violencia de género por la víctima ni nadie del entorno, según las mismas fuentes, que señala que la mujer nunca manifestó sufrir malos tratos por su marido.

La mujer acudió este martes a las dependencias del Equipo Municipal de Atención a la Violencia de Género (EMAVI) del Ayuntamiento de Murcia “orientada y acompañada por una profesional de Cruz Roja” solicitando información sobre el divorcio.

asesoramiento

Así lo hizo saber la concejala de Derechos Sociales y Cooperación al Desarrollo del Ayuntamiento de Murcia, Conchita Ruiz, quien precisó que la mujer “en ningún momento planteó o manifestó ser víctima de malos tratos o de violencia de género”. Así pues, el EMAVI le proporcionó, como se hace en estos casos, información y asesoramiento sobre el divorcio.

“Desde luego que, desde el Ayuntamiento de Murcia, trasladamos nuestra más enérgica condena y repulsa a este crimen de violencia machista ocurrido en la ciudad de Murcia y, por supuesto, todo nuestro apoyo, cariño y afecto a familiares y amigos, muchos de ellos atendidos directamente en el lugar de los hechos por profesionales de Policía Local, Policía Nacional, Protección Civil y del Servicio de Emergencia Móvil y Atención Social (SEMAS) del Ayuntamiento”, aseguró Ruiz.

“Lo que exigimos es que no vuelva a ocurrir en ningún punto de España un crimen machista y advertir a los maltratadores y agresores que no tienen cabida en esta sociedad”, añadió la edil.

El hombre de 47 años y nacionalidad colombiana detenido por apuñalar y matar presuntamente a su pareja pasará previsiblemente a disposición judicial mañana. Al parecer, la pareja tenía tres hijos en común, según informaron fuentes cercanas a la investigación.

El caso se encuentra bajo secreto de sumario y la investigación ha quedado a cargo del Grupo de Homicidios de la Policía Nacional y la Unidad de Familia y Atención a la Mujer (UFAM) del citado Cuerpo, que han sido los encargados de realizar la inspección ocular y de la toma de declaraciones, mientras que el levantamiento del cadáver se produjo este miércoles sobre las 19.00 horas.

Primera víctima murciana

Los hechos, según informa el Centro de Coordinación de Emergencias, ocurrieron sobre las 15.50 horas. El 112 recibió entonces siete llamadas alertando del apuñalamiento de una mujer a manos de su marido, en la calle San Felix del barrio de La Fama.

Al lugar se desplazaron efectivos de Policía Local de Murcia y Policía Nacional. El coordinador médico del Servicio de Urgencias y Emergencias Sanitarias 061 movilizó a dos ambulancias (una ambulancia del Servicio de Urgencias y una unidad móvil de emergencias).

El personal sanitario sólo pudo confirmar el fallecimiento de la mujer, de 39 años de edad. Además, a petición de la Policía Local de Murcia se activó el grupo de psicólogos para atender a los familiares de la víctima.

Asimismo, el coordinador de Cruz Roja del programa de refugiados informó que se dirigía al lugar del suceso y los sanitarios tuvieron que atender a una de las hijas de la fallecida, de 25 años de edad, por una crisis de ansiedad.

A escasos metros, la Policía Nacional detuvo a la pareja de la víctima, a la altura de la avenida Primero de Mayo, según confirmaron fuentes del citado Cuerpo.

La fallecida se convertiría en la primera víctima mortal por violencia de género en la Región de Murcia en 2018 si se confirma que ha sido asesinada por su pareja.

En 2017 la primera víctima mortal fue una joven, de 31 años, trabajadora de una asociación que falleció en mayo a manos de su compañero de trabajo en Molina de Segura y con el que mantuvo una relación con anterior.
El segundo caso ocurrió en agosto de 2017 cuando se halló en el interior de un vehículo el cuerpo de una mujer de mediana edad.