La diputada de JxCat Elsa Artadi (i) junto a los expresidentes catalanes Carles Puigdemont (c) y Artur Mas.
La diputada de JxCat Elsa Artadi (i) junto a los expresidentes catalanes Carles Puigdemont (c) y Artur Mas. / e.p.
Publicidad

La reforma de la Ley de la Presidencia de la Generalitat que impulsa JxCat para hacer investiduras a distancia llega hoy a su último trámite parlamentario, antes de debatirse y eventualmente aprobarse el viernes en el pleno.

La Mesa y la Junta de Portavoces prevén reunirse a las 9.30 horas para analizar las enmiendas de los grupos a la norma, y estudiar una petición de Cs de retirar la reforma del orden del día del pleno.

JxCat y ERC tienen mayoría en la Mesa, con lo que con toda probabilidad se tramitarán todas las enmiendas y se mantendrá la norma en el orden del día del pleno, rechazando así la petición de Cs.

Así, está previsto que el pleno empiece a las 11.00 horas tras la reunión de la Mesa, pero el debate final de la ley no llegará hasta mañana sobre el mediodía.

JxCat presentó esta reforma con la intención de investir al expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont sin que deba volver del extranjero, pero no está claro que llegue a utilizarla finalmente para este propósito.

El Tribunal Constitucional suspendió la semana pasada la candidatura de Puigdemont a la investidura: aunque la reforma de la ley se apruebe, promover su candidatura supondría desobedecer al Alto Tribunal.

Reunión en Berlín

En otro orden de cosas, Puigdemont ha citado a los diputados de JxCat el sábado en Berlín para abordar la investidura y los próximos movimientos del grupo, con una disyuntiva: investirle a él o a un candidato que no esté encausado.

La primera opción abriría un nuevo conflicto judicial con el Estado y pondría en riesgo a los miembros soberanistas de la Mesa, mientras que la segunda facilitaría desencallar la investidura.

Con todo, en la jornada de ayer volvió a cobrar fuerza el nombre de la diputada de JxCat Elsa Artadi como candidata a la investidura en vez de Puigdemont. Así, el también excandidato Jordi Sànchez (JxCat) explicó que ve con buenos ojos esta opción. Por su parte, ERC aseguró que daría su visto bueno a Artadi.

“Hay una buena relación y es una persona con una gran capacidad de trabajo, y tiene muchas cualidades”, afirmó en una entrevista el adjunto a la Presidencia de ERC y secretario de Economía de la Generalitat, Pere Aragonès. Además, recalcó que los políticos catalanes encarcelados insisten en la necesidad de formar Govern.

Sin embargo,Aragonès también señaló que “no es una cuestión de nombres, sino de que haya un Govern cuanto antes mejor”, y que el candidato debe proponerlo JxCat porque así lo acordaron las dos formaciones.

Pero JxCat no ha dado pistas públicamente de sus intenciones, y la propia Artadi, en los pasillos de la Cámara, ha negado a los periodistas que su nombre esté ahora encima de la mesa.

Así, el pleno aprobará mañana con toda probabilidad la reforma legal para el nombramiento, pero será la reunión del sábado de Berlín la que marcará los próximos días: o Puigdemont y el conflicto, o un candidato sin causas judiciales y una investidura factible.