Los laboriosos trabajos para sacar al pequeño Julen del pozo de Totalán donde murió duraron varios días.
Los laboriosos trabajos para sacar al pequeño Julen del pozo de Totalán donde murió duraron varios días. / EFE
Publicidad

La Audiencia Provincial de Málaga ha rechazado que se investigue si Julen, el niño de dos años que falleció tras caer el pasado 13 de enero a un profundo pozo en Totalán (Málaga), pudo morir en las labores de rescate.

El Juzgado de Instrucción 9 de Málaga ya desestimó el pasado marzo el recurso de la defensa del dueño de la finca, que lo presentó ante la Audiencia, la cual ahora también lo desestima y confirma íntegramente la resolución de la jueza instructora, según el auto.

Los magistrados consideran que no se debe dilatar la instrucción “con actos de investigación innecesarios” y considera que las pretensiones de la defensa del dueño del terreno son “innecesarias y dilatorias de forma indebida”.

Recursos

La defensa del dueño de la finca, David Serrano, presentó un informe que apuntaba a que la muerte de Julen “se pudo producir durante las labores de rescate” y que el uso de una piqueta en las primeras horas de dichas tareas explicaría las heridas que presentaba el niño.

Debido a dichas conclusiones solicitó al juzgado una serie de diligencias, entre ellas que declarara el jefe del Consorcio Provincial de Bomberos, miembros del equipo de rescate y los agentes que llevaron a cabo la extracción del cuerpo de Julen.

La instructora rechazó todas las peticiones y les recordó que estaban a la espera de otras diligencias “de extraordinaria importancia”, entre ellas el informe definitivo de la autopsia, documento que posteriormente salió y confirmó que el pequeño murió por la caída al pozo.

La Audiencia Provincial de Málaga asegura que todas las cuestiones de la defensa del dueño del terreno han tenido respuesta “de forma específica, detallada, razonada y motivada” por la magistrada, por lo que desestima la pretensión del apelante y las considera “improcedentes en el estado actual de la causa”.

La jueza también denegó la semana pasada realizar un careo entre el dueño de la finca, el único investigado por homicidio imprudente, y el padre del niño.

La magistrada rechazó la petición al considerarla “innecesaria” y no pertinente. Pero el abogado de Serrano también ha recurrido dicha resolución y, según fuentes judiciales, el fiscal y la acusación particular se han opuesto a este nuevo recurso porque creen que no es pertinente y dilata la instrucción.

Actualmente, el juzgado instructor está a la espera del análisis del terreno que circundaba el sondeo por el que cayó el menor y tendrá que resolver el recurso presentado por el abogado de David Serrano que insiste en que se haga el careo con el padre de Julen.