El lugar donde la víctima fue apuñalada se ha convertido en altar improvisado para su recuerdo.
El lugar donde la víctima fue apuñalada se ha convertido en altar improvisado para su recuerdo. / EFE
Publicidad

La jueza de Instrucción número 4 de Alcorcón ordenó ayer el ingreso en prisión comunicada y sin fianza de Rocío M. como autora del asesinato de una joven de 17 años en Alcorcón, a quien habría asestado una puñalada mortal en el abdomen, según manifestaron fuentes jurídicas.

Así lo acordó después de la comparecencia de la acusada, quien se negó a declarar. Sobre la joven pesa la imputación de la supuesta comisión de un delito de homicidio, si bien esta calificación penal es inicial y podría variar según se vayan practicando las correspondientes diligencias dentro de la investigación.

Por el momento, el sumario está bajo secreto por lo que habrá que esperar para conocer los detalles del caso y de la sentencia que fije la magistrada.

Después de la comparecencia de la acusada, la abogada defensora de Rocío M. señaló que su cliente sostiene firmemente que es inocente y que pasó toda la noche de los hechos con su novio. Se da la circunstancia de que el joven era expareja de la víctima mortal.

Amenazas

“Está muy mal y afectada”, manifestó la letrada poco después de concluir la comparecencia. Al igual que la acusada, los padres de la joven también confían en su inocencia, según reveló asimismo la abogada.

La instructora del caso escuchó a varios testigos, entre ellos al novio de la detenida. Según su letrada, la pareja de la acusada habría manifestado que estuvo toda la noche con su pareja en el coche, dando vueltas por Alcorcón sin precisar los lugares exactos.

Rocío M. pasó en la mañana de ayer a disposición judicial de la juez de Instrucción 4 de Alcorcón, Raquel Zuil, tras ser detenida el lunes en el pueblo toledano de Ventas de Retamosa.

La mujer, de 19 años y nacionalidad española, fue arrestada como sospechosa de ser la autora del apuñalamiento a una chica de 17 años el pasado domingo en Alcorcón y que acabó falleciendo.

La joven detenida no se presentó en dependencias policiales, pese a que desde primera hora de este lunes había sospechas de que podía ser ella porque la familia de la víctima había advertido de amenazas, y finalmente, fueron los agentes de la Policía los que acudieron a detenerla.

Pocas horas después del suceso, el padre de la menor asesinada aseguraba en declaraciones a Telemadrid, que su hija recibía amenazas a través del WhatsApp de la novia de su expareja, a quien habría llamado “drogadicta”.