Efectivos de la Guardia Civil custodian la vivienda de la zamorana Laura Lelmo en la localidad onubense de El Campillo.
Efectivos de la Guardia Civil custodian la vivienda de la zamorana Laura Lelmo en la localidad onubense de El Campillo. / efe
Publicidad

La búsqueda de Laura Luelmo, la profesora zamorana de 26 años desaparecida en El Campillo (Huelva), continuó durante la tarde de ayer sólo con efectivos de cuerpos profesionales de seguridad, después de que durante la mañana hubiesen participado voluntarios sin lograr resultados sobre el paradero de esta joven.

Así lo confirmó a los medios de comunicación un portavoz de la Guardia Civil, que recordó que tanto voluntarios como asociaciones que se integraron al dispositivo en las últimas horas estuvieron desde este sábado “haciendo batidas a nivel periférico en torno a la localidad y en algunos puntos concretos”.

En la jornada de ayer, al haber realizado ya inspecciones alrededor del pueblo, se decidió usar vehículos a motor que cada voluntario ha llevado de forma particular “para ampliar el radio” de búsqueda, según explicó la misma fuente, que detalló que además “se ha realizado un rastreo a pie con un grupo más minoritario”.

Zonas céntricas

Desde la Benemérita explicaron que, “como las zonas más céntricas ya se han batido sin resultado, desde esta tarde seguimos la búsqueda pero con los servicios profesionales de seguridad, como son Guardia Civil, Protección Civil y Policía Local”, únicamente, según detalló.

Previamente, por la mañana, el coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Huelva, Ezequiel Romero, en una atención a medios al inicio de la reanudación de la búsqueda, que este pasado sábado quedó suspendida por falta de luz, explicó que no se descarta “ninguna hipótesis”, si bien ha puntualizado que la de una posible marcha voluntaria de esta joven “nunca la hemos tenido en la cabeza”, de forma que se piensa que “haya tenido algún accidente o haya alguna segunda persona implicada” en su desaparición.

En esa línea, Romero incidió en que “lo más importante es encontrar el cuerpo de Laura”, y “todavía tenemos la esperanza de encontrarla viva, que haya tenido algún accidente y esté todavía en algún sitio refugiada”.