La Fiscalía se plantea endurecer la causa contra la excúpula de Bankia

El Ministerio Público considera que se ocultó el estado real del banco en su salida a Bolsa y estudia incluir en la acusación el delito de falsedad contable, con más directivos encausados

40
El expresidente de Bankia Rodrigo Rato (dcha) junto al exconsejero de Caja Madrid José Antonio Moral Santín (izq).
El expresidente de Bankia Rodrigo Rato (dcha) junto al exconsejero de Caja Madrid José Antonio Moral Santín (izq). / POOL
Publicidad

La fiscal Anticorrupción Carmen Laúna destacó ayer en el juicio por la salida a Bolsa de Bankia que los acusados eran “conscientes” de que en la información que aparecía en el folleto sobre el debut bursátil de la entidad financiera en julio de 2011 se “ocultó el estado real” de las cuentas, perjudicando así a los inversores. Por esto mismo, no descartó que en su acusación definitiva, que se dará a conocer cuando finalice el juicio, incluya el delito de falsedad contable.

Así lo dijo Laúna —que estuvo acompañada por el fiscal jefe Anticorrupción, Alejandro Luzón, quien se encargó de esta causa durante la instrucción— durante su exposición en las cuestiones previas a la vista oral en la que realizó una serie de de “precisiones” con el fin de “evitar futuras alegaciones de indefensión por errónea interpretación del Ministerio Fiscal en el proceso”.

La fiscal, que sólo acusa a cuatro de las 34 personas físicas y jurídicas que se sientan en el banquillo, aseguró ante el tribunal que preside la magistrada Ángela Murillo que los responsables de Bankia en aquel momento “contribuyeron” y eran “conscientes” de que en dicho folleto se “ocultó el estado real” de las cuentas para “provocar un desplazamiento patrimonial de los inversores”.

En este sentido, Laúna recordó que el escrito de calificación vigente en este momento es provisional y que será una vez practicadas las pruebas y realizados los interrogatorios cuando su acusación sea definitiva, pudiendo ser ésta modificada. Así avisó que “cabría la modificación” y que los “hechos podrían ser subsumible en el delito de falsedad contable”, como sí acusan algunas de las otras acusaciones a Rato y otros de las personas que se encuentran sentados en el banquillo.

Añadió que si esto llega a ocurrir “podría afectar a aquellas personas que en el auto de transformación de diligencias previas a procedimiento abreviado (el equivalente al auto de procesamiento) ha dirigido aquella responsabilidad”. Mientras que el juez instructor Fernando Andreu propuso juzgar a 32 personas y a Bankia y a su matriz —Banco Financiero y de Ahorros, S.A. (BFA)— por el delito de falsedad en las cuentas anuales de 2010 y 2011 y por fraude de inversores; el Ministerio Público decidió acusar solo a Rato y tres de sus directivos, José Luis Olivas, José Manuel Fernández Norniella y Francisco Verdú Pons, por el último de estas conductas penales.

Aún así, recordó que el Ministerio Público no ha encontrado aún pruebas de “entidad suficiente” en el propio folleto y en los informes auditores sobre la situación financiera del banco para imputar el delito de falsedad de cuentas.

Tras escuchar a la fiscal y las acusaciones particulares —ayer asistieron 13 de las 26 personadas—, le llegó el turno a Ignacio Ayala, abogado del principal acusado en esta causa, Rodrigo Rato, quien solicitó al tribunal poder aportar al procedimiento distintos documentos para garantizar el derecho de defensa de su cliente, como los informes que acreditan que el propio Rato adquirió más de 66.000 acciones de Bankia cuando la entidad salió a Bolsa, con el objetivo de acreditar que confiaba en la operación bursátil.