Cientos de personas se concentraron ayer frente al Palacio de Justicia de Navarra contra la sentencia de ‘La manada’.
Cientos de personas se concentraron ayer frente al Palacio de Justicia de Navarra contra la sentencia de ‘La manada’. / EFE
Publicidad

La Fiscalía ha decidido recurrir la sentencia de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Navarra que condena a los cinco integrantes de ‘La Manada’ a nueve años de prisión por un delito de abuso sexual.

El Ministerio Público decidió recurrir en apelación por “infracción de ley” ante la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) al mantener su consideración inicial de que “los hechos son constitutivos de un delito de agresión sexual (violación) y no sólo de abuso sexual”.

La Fiscalía presentará su recurso contra la sentencia en los próximos días, según informó este viernes el Ministerio Fiscal a través de un comunicado.

Los abogados de los condenados ya anunciaron este mismo jueves, tras conocer el fallo judicial, que van a presentar recurso, al igual que las acusaciones populares, tanto el Gobierno foral como el Ayuntamiento de Pamplona.

Por su parte, el abogado de la víctima, Carlos Bacaicoa, reconoció ayer que aún no sabe si su defendida querrá recurrir la sentencia. “Tenemos que hablar con ella para ver si quiere recurrir. Nosotros somos de la opinión de que hay que recurrir”, señaló.

Por otro lado, el letrado Agustín Martínez Becerra, que representa a cuatro de los cinco miembros de ‘La Manada’, afirmó ayer en Zaragoza que “no hay otra” que recurrir la sentencia de la Audiencia de Navarra por la que se les condena a nueve años de prisión por abuso sexual porque “se trata de buscar justicia”, aseverando que “algunos habían dictado esa sentencia el 8 de julio de 2016”, al día siguiente de ocurrir los hechos.

Martínez participó en un acto organizado por el Colegio de Abogados de Zaragoza sobre el tema ‘Juicios paralelos’, donde declaró a los medios de comunicación que llegará “hasta las últimas consecuencias”, incluso hasta el Tribunal Supremo, en la defensa de los intereses de sus representados.

“Bajo mi consideración y bajo la consideración de uno de los tres magistrados, estas personas son inocentes” porque “no han cometido ninguna agresión sexual”, tras lo que aseguró que “lo que ocurrió el 7 de julio de 2016 fueron relaciones sexuales consentidas entre seis adultos”. Enfatizó que “no se trata de una consideración de hombres y mujeres ni de mujeres y hombres”, sino de “una consideración de justicia”.

También manifestó que “a estas personas se les estaba acusando de tres delitos de agresión sexual, que lleva implícita violencia e intimidación, del que los tres magistrados los han absuelto; de robo con violencia y los tres los han absuelto; y de un delito contra la intimidad y los tres los han absuelto”.

“Esto nos lleva a que en un momento determinado se busque el acomodo para la condena por parte de otros dos magistrados en el delito de abuso con prevalimiento”. A su juicio, “cuando se intenta buscar una condena, no voy a decir para agradar” pero sí para “buscar un término medio en el que acomodar lo que ocurrió en la sala con lo que se tiene que trasladar a un papel, está muy difícil” y “a lo mejor aparecen las lógicas contradicciones entre alguien que lee una cosa y concluye otra”.

Manifestaciones

Por su parte, los ciudadanos quisieron tomar la palabra y, en este sentido, miles de personas salieron de nuevo a la calle, tras las numerosas concentraciones del jueves, en protesta tras la sentencia que condena a los cinco miembros de ‘La Manada’ por un delito de abuso y les absuelve de agresión sexual.

Así, cientos de personas se volvieron a concentrar frente al Palacio de Justicia de Pamplona para mostrar su rechazo a la sentencia, al igual que en el resto de ciudades españolas.

En las concentraciones, que comenzaron entre las 12 y las 12.30 horas, se corearon consignas como “no es abuso, es violación” o “esta justicia es una mierda”. Los manifestantes, la mayoría mujeres, portaban una pancarta en la que se leía ‘¡No es no! ¡Justicia! Ezetza, ezetz da! Justizia!’.

También se vieron carteles con numerosos mensajes, como ‘La manada no son 5, la manada es el sistema’, ‘¿Por qué te doy miedo cuando abro la boca y no cuando abro las piernas’, ‘Hermana, yo si te creo’ o ‘No quiero sobrevivir, quiero vivir’.

En Pamplona, los concentrados avanzaron hasta la puerta del edificio de los juzgados donde realizaron una sentada y con silbidos y gritos. En este momento se comenzaron a corear consignas en contra del fallo como ‘Esta condena es una humillación’, ‘Nueve años es una mierda’, ‘No creemos en esta justicia’ o ‘Es terrorismo, esto sí’. También se llevaron a cabo protestas contra los jueces del caso para los que pidieron la inhabilitación, en concreto para el juez Ricardo González, que realizó un voto discrepante a la sentencia.