La Fiscalía de Madrid avala elevar el caso del máster de Casado al Supremo

La Justicia madrileña no recurre el auto de la jueza Carmen Rodríguez-Medel ya que se aprecian indicios de delito • Maroto defiende que ve injusto el trato al presidente popular

La Fiscalía de Madrid no recurrirá el auto de la jueza del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid que solicita el traslado al Tribunal Supremo de la pieza separada sobre el máster del presidente del PP, Pablo Casado, y en el que aprecia indicios de delito.

Así lo indicaron fuentes fiscales para recalcar que el Ministerio Público no se opondrá a la decisión de la juez de elevar el caso al Supremo, por la condición de aforado de Casado. Contra el auto cabe recurso de reforma, que en el caso de la Fiscalía no ejercerá.

Está previsto que la sala de admisiones del Tribunal Supremo aborde la petición de la juez Carmen Rodríguez-Medel en el mes de septiembre, según explican fuentes jurídicas, para lo cual tomará en consideración el informe de la Fiscalía. Entonces, decidirá si asume la causa y si cita a Casado como investigado sobre este asunto.

La magistrada pide en su exposición razonada que se cite a Casado como investigado al sospechar que el título del máster que cursó en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid (URJC) durante el curso 2008-2009 pudo ser “un regalo” por su “especial relevancia política”, lo que implica que podría haber incurrido en un delito de prevaricación administrativa y cohecho impropio.

Indicios de prebenda

Lo hace ante los indicios de que Casado, junto a un grupo de alumnas con vínculos políticos o personales con miembros de la universidad, pudieron conseguir el título como “regalo o prebenda sin mérito académico alguno” por parte del director de estos estudios, el catedrático y exdirector del Instituto de Derecho Público, Enrique Álvarez Conde.

También reclama, aparte de su citación como imputado, que acredite su “efectiva realización” de actividad académica para ser calificado en los 20 créditos del máster no reconocidos y en su caso la remisión al personal docente de la URJC en ese curso académico 2008-2009.

Para ello, ve conveniente que aporte el ordenador portátil antiguo que en su comparecencia pública dijo conservar a fin de que por la Policía judicial se realice “la oportuna pericial sobre la antigüedad y modificaciones realizadas en el documento informático que sirve de soporte a los trabajos para ser evaluados en este máster”.

En esta línea, el vicesecretario de Organización del Partido Popular, Javier Maroto, aseguró ayer que la jueza de Instrucción número 51 de Madrid ha elevado al Tribunal Supremo el caso porque “no ha encontrado nada” en su contra.
“La juez no ha entrevistado a Casado, no ha visto sus trabajos, no tiene la información, y en la mayoría de los casos los jueces dicen que si no tienen esta información, se quedan ahí, en este caso, por alguna extraña razón ha dicho como yo no encuentro nada, a ver si lo encuentra el Tribunal Supremo”, subrayó Maroto.

Maroto ve “injusto” que se haya puesto el foco en el caso máster de Casado porque, según dijo, “nadie ha imputado nada”.

FuenteEUROPA PRESS
Compartir