La Familia Real cumple con la tradición, a medias, de posar ante los medios de Palma de Mallorca, ya que cambiaron Marivent por la Almudaina como escenario.
La Familia Real cumple con la tradición, a medias, de posar ante los medios de Palma de Mallorca, ya que cambiaron Marivent por la Almudaina como escenario. / efe
Publicidad

Los reyes Felipe VI y Letizia estuvieron ayer acompañados por sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía en la tradicional cita con los medios de comunicación en Palma de Mallorca.

Con este posado, la familia real da comienzo de forma oficial a sus vacaciones en Palma de Mallorca, como viene siendo habitual.

No obstante, este año el escenario para el reportaje fotográfico no ha sido el mismo de siempre. Así, los monarcas decidieron cambiar la residencia veraniega de Marivent por el Palacio de la Almudaina, otro entorno de la isla de gran riqueza patrimonial.

Además, cabe destacar otra diferencia con años pasados, la ausencia del Rey emérito, Juan Carlos I. Esta semana, la Casa Real remitió un comunicado a los medios de comunicación en el que anunciaba que el monarca no podría asistir ni a Palma de Mallorca —donde tenía pensado participar en la regata— ni a Colombia —donde asistiría a la toma de posesión del nuevo presidente—.

Una noticia que se suma a la polémica con las grabaciones de la princesa alemana Corinna, quien aseguraba que Don Juan Carlos la había utilizado como testaferro de posibles fondos ilegales.

Algo que ha puesto en entredicho la figura del padre del actual monarca y por lo que varios grupos parlamentarios han pedido que se lleve a cabo una comisión de investigación en el Congreso en la que, en su opinión, también debería participar el Rey emérito.

Con todo, y como cada año, el posado ante los medios sirve de comienzo a la agenda oficial de su Majestad en Baleares.

Así, a las 09.00 horas de hoy, el rey Felipe se reunirá con la presidenta del Govern de las islas, Francina Armengol, para media hora más tarde recibir al presidente del Parlament, Baltasar Picornell.

Cita con el mar

A las 10.00 horas, el monarca se reunirá con el alcalde de Palma, Antoni Noguera, y, finalmente, cerrará las audiencias el presidente del Consell de Mallorca, Miquel Ensenyat, a las 10.30 horas. Al igual que las imágenes familiares, todos los encuentros se realizarán en el Palacio de La Almudaina.

Por otra parte, el viernes a las 20.30 horas, los reyes Felipe y Letizia, en esta ocasión ya junto a la reina Sofía, ofrecerán una recepción a las autoridades de Baleares y a una representación de la sociedad balear.

Pero además de la agenda más institucional, el rey Felipe también aprovechará esta semana para disfrutar de una de sus pasiones, la vela, compitiendo en regata de la Copa del Rey.

Ayer, el monarca y la infanta Elena pasaron la jornada en la bahía de Palma con el fin de entrenar para la 37 Copa del Rey Mapfre, que dará comienzo hoy.

Según informó la organización del evento, son muchos los participantes que aprovecharon el día para ultimar los detalles y preparativos del evento.

En concreto, el Rey Felipe estará al mando del ‘Aifos 500’, de la clase ClubSwan 50, mientras que la infanta Elena competirá a partir del martes a bordo del ‘Titia’, de Alicia Freire en la clase 6M clásicos.

El acto contará con la participación de personalidades deportivas y sociales como el exfutbolista Aitor Ocio o el campeón de España de surf Andy Criere.