Juan Carlos Quer recibió el cariño y el apoyo de numerosos vecinos de la localidad coruñesa de A Pobra.
Juan Carlos Quer recibió el cariño y el apoyo de numerosos vecinos de la localidad coruñesa de A Pobra. / efe
Publicidad

Juan Carlos Quer, en nombre de la familia de Diana, presidió ayer en la localidad coruñesa de A Pobra la “última despedida” a la joven madrileña, una misa y un acto de recuerdo que quiso hacer en “esta tierra” donde fueron “tan felices”.

Centenares de vecinos abarrotaron la Iglesia de Santiago do Deán, donde tuvo lugar una misa previa al acto homenaje al que asistieron personalidades como el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y el delegado del Gobierno, Santiago Villanueva, así como mandos de la Guardia Civil y Protección Civil. Igualmente, también estuvo presente el padre de Mari Luz, Juan José Cortés.

juan carlos quer:
«Espero que lo que le ha pasado a mi hija marque un antes y un después de una sociedad mejor para todos»

“Su última despedida queríamos que se desarrollara en esta tierra, donde tan felices hemos sido y que tan injustamente ha sido tratada por algunos medios de comunicación”, manifestó Juan Carlos Quer antes de comenzar los actos de recuerdo.
Así, Quer describió la zona como “una tierra de gente hospitalaria, de gente buena” que “ha dado una lección a todo el pueblo español de solidaridad, de cariño y de apoyo para sobrellevar 500 días y 500 noches de dolor”

Reconocimiento

El padre de Diana Quer también quiso hacer un “reconocimiento” a los cuerpos de Seguridad del Estado. “El día que nuestra sociedad sea consciente del valor tan enorme que tiene ese trabajo en silencio, de protección de la ciudadanía…”, aseguró Juan Carlos Quer, quien además reclamó que “no se olvide jamás” esta “vocación de servicio público”. “Son las personas que protegen a la sociedad y a nuestros hijos”, finalizó.

“Existe un antes y un después, se lo puedo asegurar”, con estas palabras se dirigió Quer a los centenares de personas que acudieron al homenaje a su hija. Ante ellos, trasladó el mensaje y el legado de la joven, para crear una sociedad “mejor para todos”.
Emocionado, y en nombre de la madre y la hermana de Diana Quer, el padre de la joven destacó el “nivel de potencia” del mensaje que se ha transmitido con la muerte de su hija, que “se ha metido en el hogar de todas las personas de este país” y ha llevado a que, en menos de 10 días, la petición para el mantenimiento de la prisión permanente revisable haya superado los dos millones de apoyos.

Compartir