El padre y las dos hermanas de Bernardo Montoya prestaron declaración por primera vez en sede judicial.
El padre y las dos hermanas de Bernardo Montoya prestaron declaración por primera vez en sede judicial. / EFE
Publicidad

El padre y las dos hermanas de Bernardo Montoya, el presunto autor de la muerte de la joven profesora zamorana Laura Luelmo en El Campillo (Huelva) el pasado mes de diciembre, declararon ayer en los juzgados de Valverde del Camino y ratificaron su declaración. De hecho, dos de ellos afirmaron de nuevo que si ha sido el autor del crimen “que lo pague”.

Una de las hermanas de Montoya “se ha acogido a su derecho a no declarar” mientras que el padre y la otra hermana se mantuvieron en afirmar que “si lo ha hecho que lo pague”, además de declarar que están “sufriendo mucho como familia” y que están estigmatizados por la situación.

Varias fuentes detallaron estas manifestaciones de la familia, que fueron realizadas en la jornada de ayer a preguntas tanto de la jueza que lleva el caso como la fiscal y la acusación particular, ejercida por el despacho de Abogados Castellana 266.
Cabe recordar que el padre quiso trasladar, tras conocerse la autoría del crimen, su pésame a la familia de la joven, a la que también pidió perdón.

Lamentación

“Si mi hijo lo ha hecho que lo pague”, aseguró también el progenitor en declaraciones al programa Andalucía Directo. Igualmente, apuntó que la última vez que vio a su hijo fue el 12 de diciembre, día en el que desaparece la joven, “entre las 16.30 horas o 17.00 horas”, y tuvo conocimiento de todo después por los medios de comunicación.

“Si lo ha hecho, que lo pague, porque eso no se puede hacer”, manifestó entonces el patriarca de la familia Montoya, que también recordó que la casa donde vivió de alquiler Laura Luelmo en El Campillo era de su propiedad y que hace años que la vendió.

Por su parte, Bernardo Montoya sigue interno en la cárcel de Morón de la Frontera (Sevilla), tras su ingreso la madrugada del día 22 de diciembre en el módulo de enfermería del centro penitenciario de Huelva con un interno de apoyo para reforzar su vigilancia.

No obstante, dada la entidad del delito investigado en el caso se ha considerado oportuno su traslado de la provincia de Huelva.

La titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Valverde del Camino decretó ese sábado 22 a las tres de la madrugada el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza para Bernardo Montoya.

La jueza lo investiga, por el momento, por los presuntos delitos de asesinato, detención ilegal y agresión sexual cometidos sobre la joven zamorana.