Detalle de la evolución interanual del endeudamiento de los hogares españoles en millones de euros.
Detalle de la evolución interanual del endeudamiento de los hogares españoles en millones de euros. / E.P.
Publicidad

La deuda de las familias subió un 0,36% en el pasado mes de mayo, hasta los 706.058 millones de euros, lo que supone 2.575 millones de euros más que el mes anterior, con lo que registra su nivel más alto en lo que va de año, según los datos publicados en la jornada de ayer por el Banco de España.

En tasa interanual, el endeudamiento de los hogares españoles cayó un 0,3% respecto a mayo de 2017, con un descenso de 1.862 millones de euros. De esta forma, el endeudamiento de las familias sube ligeramente tras haber iniciado el año con un retroceso del 0,4% en enero que se moderó en febrero (-0,2%), y tras la subida del 0,3% de marzo y la estabilización en abril (+0,04%).

En cualquier caso, en los últimos meses la deuda de los hogares españoles ha ido bajando hasta situarse en niveles previos a la crisis debido a la reducción paulatina de los préstamos contraídos, a la caída de los tipos de interés y al abaratamiento de los créditos.

Las empresas

El ligero aumento de la deuda de las familias en el quinto mes del año se debe principalmente al alza de los créditos destinados al consumo general, que se situaron en 180.622 millones de euros, que se elevaron un 1,9% a nivel mensual y un 0,7% a nivel interanual.

Por el contrario, los créditos destinados a la vivienda se mantuvieron prácticamente sin variación en 525.436 millones (-0,1%) y cayeron un 2% respecto a mayo de 2017.

A pesar del descenso de la inversión de los hogares en vivienda durante los últimos años, el importe que las familias destinan a su residencia habitual sigue ocupando la mayor parte de su endeudamiento, ya que supone en torno al 74,4% del mismo.

Asimismo, los créditos fuera de balance y otros préstamos sumaron 6.139 millones de euros en el quinto mes del año, un 3% menos respecto a abril y un 20,8% inferior a la cifra registrada un año antes.

De su lado, las empresas redujeron su deuda en el mes de mayo. En concreto, la deuda de las empresas se situó en 874.665 millones de euros, lo que supone una disminución del 0,5% frente a abril y del 3,2% respecto al mismo mes del año pasado. La cifra supone el nivel más bajo de deuda empresarial desde junio de 2006.

La contracción de la deuda empresarial en mayo se explica, por la bajada de los préstamos de entidades de crédito residentes y de los préstamos del exterior.

Los primeros bajaron un 0,7% en relación al mes anterior y un 5,1% en tasa interanual, hasta los 492.553 millones de euros; mientras que los préstamos del exterior bajaron un 0,01% a nivel mensual y un 2,2% interanual, hasta situarse en los 283.998 millones.