Natàlia Sànchez, diputada de la CUP.
Natàlia Sànchez, diputada de la CUP. / Europa Press
Publicidad

La diputada de la CUP Natàlia Sànchez emplazó al Gobierno de Quim Torra a buscar el apoyo de otros grupos parlamentarios “si lo que plantean son unos Presupuestos en el marco autonómico”, que no incluyan la gestión pública de recursos energéticos y del agua ni pretendan acabar con la exclusión social. Valoró que, si no se dan estas condiciones, los Presupuestos de la Generalitat para 2019 “seguramente serían compartidos por otros grupos parlamentarios del Pleno”, por lo que pidió al Ejecutivo catalán que sea claro sobre qué cuentas quiere si busca el apoyo de los ‘cupaires’.

“No puede recaer sobre la CUP, sobre un subgrupo parlamentario de cuatro diputados, este tipo de chantaje que ya conocemos en relación a los Presupuestos; y, por tanto, claridad” para no repetir la situación de 2017, cuando los anticapitalistas aprobaron el proyecto presentado por JxSí.

La diputada Natàlia Sànchez lamentó que entonces “se dijo que si no había una aprobación de los Presupuestos, no habría referéndum y, por tanto, se mercadeó con el derecho a la autodeterminación y la voluntad popular”.

Preguntada por si se podría reproducir ese escenario, ha respondido: “Sería muy osado decir que nunca nos volverá a pasar algo así, pero todos aprendemos de las situaciones y deseamos que no vuelva a pasar, pero no la CUP, sino el país, porque ciertamente era mentira: no hacía falta aprobar unos Presupuestos para hacer el referéndum del 1 de octubre”.

La diputada ‘cupaire’ descartó que el Govern apueste por una prórroga presupuestaria, aunque cree que “sería un escenario de confort para evitar una situación de debilidad parlamentaria”.

Pero aseguró que la CUP no es optimista respecto al proyecto de Presupuestos que el Ejecutivo catalán lleve al Parlamento autonómico por la presencia de “la vieja guardia de CDC” en el equipo de Torra. “Tenemos a unos ‘consellers’ que tienen una visión de la economía, los aspectos sociales, el territorio y las políticas de género que se encuadra en una lógica conservadora”, criticó Sànchez.

Sobre la Crida Nacional per la República, el proyecto lanzado por el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont para unir al soberanismo, recordó que la CUP no ha participado en proyectos similares anteriores —como JxSí o JxCat—: “Son importantes las líneas, los matices y los abismos ideológicos que pueda haber”.

Considera que este proyecto nace como “una suerte de partido único” que busca la transversalidad, pero que persigue ocupar el espacio político de la antigua CDC. “Es un espacio político para regenerar o refundar otra vez la vieja CDC. Por tanto, no creo que la CUP deba tener expectativas”, dijo.

FuenteEuropa Press
Compartir