La CUP no estará en el homenaje del 17-A por la presencia del Rey

La ANC se une a Òmnium y no boicoteará la conmemoración del primer aniversario de los atentados en Barcelona y Cambrils, pero convoca otro reconocimiento a Forn y a Trapero

26
El Rey Felipe (dcha), en el homenaje a las víctimas del atentado, celebrado en Barcelona el 26 de agosto del pasado año.
El Rey Felipe (dcha), en el homenaje a las víctimas del atentado, celebrado en Barcelona el 26 de agosto del pasado año. / EFE
Publicidad

La CUP no participará en los actos oficiales del aniversario de los atentados en Barcelona y Cambrils (Tarragona) por la presencia del Rey Felipe VI, tal y como avanzó ayer la diputada del partido en el Parlament Natàlia Sànchez.

“Participar es formar parte de una normalidad en relación al monarca español y a su papel en el comercio y el negocio de la guerra, y por lo tanto no queremos participar”, sostuvo en una entrevista.

Además, la diputada considera que el presidente del Govern, Quim Torra, y otros grupos del Parlament tampoco deberían participar en un acto con el monarca: “No hay mejor frialdad que esta”, señaló. Sànchez destacó que el hecho de no participar no significa en ningún caso no compartir el duelo ante lo que tacha de tragedia, “pero sería ingenuo obviar el papel de este señor”, resaltó en referencia al Rey.

Preguntada por si quienes rechazan su presencia deberían manifestarlo en protestas, dijo que no es la CUP quien debe posicionarse, pero que “es probable que vuelva a pasar porque en otras ocasiones ciudadanos han mostrado su indignación hacia el monarca”.

En cambio, la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, anunció que no interferirán en los actos de homenaje a las víctimas y que convocarán una concentración ante la prisión de Lledoners para homenajear a los cuerpos de emergencia y a los procesados Joaquim Forn y Josep LLuís Trapero —conseller de Interior y major de los Mossos d’Esquadra en ese momento, respectivamente— por su tarea durante los atentados.

Homenaje a las familias

La Asamblea Nacional Catalana se distingue así de la posición de Òmnium Cultural, cuyo vicepresidente, Marcel Mauri, pidió el jueves que el primer aniversario de los atentados sirva para homenajear a las víctimas y sus familias y para “agradecer la tarea de los servidores públicos que se dejaron la piel por la seguridad de todo el mundo, ejemplificados en el mayor Trapero y el conseller Forn”.

En una entrevista en Catalunya Ràdio, Paluzie insistió en que el protagonismo de los actos del día 17 debe recaer en las familias de las víctimas: “Esto es lo que tenemos que poner en el centro y respetar, todos. Y cuando digo todos, quiero decir todos, también el Gobierno del Estado”.

Asimismo, cree que el cuerpo de los Mossos d’Esquadra debe tener un protagonismo central, y calificó de “absolutamente anormal” que Forn y Trapero estén en prisión. Según explicó, el acto de homenaje a ambos, también dirigido a los cuerpos policiales y de emergencia que trabajaron durante el atentado, será el mismo día 17 de agosto, pero por la tarde y ante la prisión de Lladoners.