La búsqueda interior y la amistad caminan de la mano en ‘La banda’

Roberto Bueso plasma la historia de un joven que vuelve al hogar antes de decidir su futuro

25
Publicidad

Roberto Bueso presentó ayer su segunda película como director, ‘La banda’, en el Festival de Málaga. Cine en español, un filme que pone en valor la importancia de la amistad y la necesidad de cuestionar las decisiones antes de seguir avanzando. En la rueda de prensa también estuvieron presentes los actores Carlo Blanco, Charlotte Vega, Hugo Rubert, Xavi Giner, Gonzalo Fernández y Pepo Llopis, además del productor de la cinta, Fernando Bovaira.

La película cuenta la historia de Edu, un joven músico que regresa a su pueblo natal desde Londres, donde fue a perseguir su sueño, para la boda de su hermano. La vuelta a casa supone también reencontrarse con el pasado que dejó atrás, sus amigos y el antiguo amor. Un retorno que provoca la necesidad de volver a conectar con todo eso para encontrarse a sí mismo.

Llegar a lo universal

Bueso aseguró que buscaba una historia “que podría haber ocurrido hace 50 años”, atemporal y en la que cualquiera pudiera verse identificado. “Reflejé en parte mi infancia, partí de recuerdos de esa época de mi vida para plasmar una realidad muy valenciana que es bastante desconocida fuera, pero buscamos llegar a lo universal”, dijo.

El director explicó que a la hora de escribir y dirigir no se debe tener “pudor” y que se debe hablar cualquier cosa, como en este caso el amor “no solo romántico sino también fraternal”. Es por eso que no ha querido esconder que el personaje protagonista lo refleja en parte a él.

Un matiz importante de este filme es que casi todos los actores que aparecen en escena no se dedican profesionalmente a esto y fueron escogidos tras un casting. “Necesitábamos gente que conociera la realidad que queríamos plasmar. Luego los blindamos con gente como Charlotte con más recorrido”, comentó el director.

Fernández, que encarna a Edu, aseguró que lo más complicado fue el comienzo pero una vez que encontró el tono de personaje se sintió “muy a gusto” con él. “Yo no soy actor profesional, soy óptico y músico. Por eso la ayuda de Roberto ha sido muy importante, en los ensayos me iba explicando los matices del personaje y gracias a él pude comprenderlo”, explicó.

El actor aseguró que él guarda similitudes con su personaje como la timidez, y que ha tratado de “hacer a Edu un poco Gonzalo” para este trabajo. Es ese punto de la personalidad del actor que Busto considera “fundamental” para que todo funcione.

Vega, protagonista femenina de la cinta, definió la historia como “una realidad con la que se puede identificar cualquiera” y se mostró muy identificada con su personaje, que al igual que Edu busca reafirmar si está en el camino correcto en la vida. “Todos hemos tenido ese momento de cuestionarnos las decisiones que hemos tomado. Alicia quiere ver qué más opciones hay y se da cuenta que es feliz con lo que tiene y está donde debe estar”, aseguró.

La historia es, al fin y al cabo, la de una generación concreta y la de todas a la vez. La de un viaje interno hacia la madurez en el que la persona necesita plantearse dudas.