La autopsia revela que el cuerpo de Julen presenta politraumatismos

Durante la madrugada del sábado, el equipo de rescate halló el cuerpo sin vida del pequeño, de dos años y medio, que cayó en un pozo ilegal de 71 metros el pasado día 13 de enero

204
El delegado de Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis.
El delegado de Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis. / efe
Publicidad

La autopsia realizada a Julen, el niño de dos años hallado sin vida en la madrugada de ayer tras caer en un pozo el pasado domingo 13 de enero en el municipio malagueño de Totalán, revela que el cuerpo del niño presenta politraumatismos, según informaron fuentes cercanas a la investigación.

Así, estas fuentes indicaron que el cuerpo tiene politraumatismos y heridas compatibles con una caída por el pozo de tan solo 25 centímetros de diámetro. Otras fuentes cercanas al caso indicaron que el pequeño presentaría traumatismo en la cabeza.

Asimismo, precisaron que la muerte se habría producido en horas próximas a la caída en el pozo el 13 de enero, que fue cuando se activó la alerta para el rescate del niño.

Este examen fue realizado por varios forenses en el Instituto de Medicina Legal (IML), situado en la Ciudad de la Justicia de Málaga, desde las 08.30 horas de ayer. Además de la autopsia, al cuerpo del pequeño se le hicieron algunas pruebas médicas previas.

El delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, informó ayer de que todas las investigaciones serán realizadas por el Juzgado de Instrucción número 9 de Málaga, que tiene abiertas unas diligencias a raíz de la desaparición del pequeño.

Indicó que la posición del cuerpo del pequeño Julen “hace determinar que la caída fue libre rápida hasta la cota que en la que se le encontró”, que fueron unos 71 metros.

Asimismo, dijo que tras la caída al pozo el niño se topó con un suelo de tierra, precisando que, a partir de esa cota el pozo estaba relleno de tierra y “por encima también tenía un tapón”. Además, añadió que el aire que pudiera existir era el que había entre los pies y la cabeza del pequeño.

A las 01.25 horas de la madrugada de ayer el operativo de rescate se encontró a Julen, desgraciadamente sin vida, siendo hallado por los dos mineros que en ese momento realizaban los turnos, que iban acompañados por un guardia civil del grupo de montaña.

diversas teorías

Sobre la causa del tapón, señaló que “hay diversas teorías pero ninguna con certeza”, insistiendo en que la posición del cuerpo de Julen determina que la caída libre, que fue rápida, llegó hasta unos 71 metros y se topó con un suelo de tierra. Dijo, además, que hay varias tesis como que en la propia caída fuera albergando arena, ya que, eran paredes “muy imperfectas y arenosas”; precisando, no obstante, que se tendrá que investigar.

En rueda de prensa, resaltó que todo el diseño se realizó de manera urgente y en pocas horas, además de que todos los trabajos que se acometieron estaban basados en una tesis: “Julen estaba en el pozo y, además, en la cota donde finalmente ha sido”. “Todo el diseño realizado todos estos días iba encaminado a llegar lo antes posible a Julen en la cota del pozo donde efectivamente se ha encontrado, y, además, hacerlo con urgencia, pero también con mucha delicadeza”.

En este sentido, aclaró que se trataba de llegar hasta el pequeño de dos años pero “sin ningún daño más del que ya pudiera tener”.

Incidió en que todo se desarrolló “para llevar a cabo una misión colosal, sin precedentes” en el que se movilizaron 85.000 toneladas de tierra “en un breve espacio de tiempo y con un anhelo de llegar lo antes posible a Julen”, lamentando “la carrera de obstáculos que la montaña nos iba poniendo, porque la montaña parece que se defendida de todos y cada uno de los trabajos que se iban haciendo”.

“Ha sido todo enfocado hacia esa misión colosal, que a todos nos une, conllevado a intentar hacerlo de la manera más rápida, eficaz y diligente posible”, afirmó.