La asesinada en Tenerife denunció a su agresor hace dos semanas

78

Jennifer H.S., la mujer asesinada este pasado viernes presuntamente a manos de su ex pareja en el municipio tinerfeño de Los Realejos, había denunciado el 8 de enero al hombre por violencia de género, en concreto por agresiones verbales, aunque aseguró no necesitar medidas de protección.

Así lo informó este sábado el subdelegado del Gobierno en Santa Cruz de Tenerife, Guillermo Díaz Guerra, en unas declaraciones a los medios de comunicación en las que añadió que el hombre permanece ingresado en el Hospital Universitario de Canarias (HUC) en estado muy grave.

“La Comisaría de Puerto de la Cruz de la Policía Nacional recibió una denuncia de violencia de género el pasado 8 de enero. Cuando los agentes la atendieron ella dijo no necesitar medidas de protección ni orden de alejamiento”, relató al tiempo que comentó que en dicha denuncia se explicaba una agresión que fue solamente verbal.

Apuntó también que, ante todos estos datos, el caso se evaluó como de riesgo bajo. “No obstante (prosiguió) a los dos días se celebró un juicio rápido en el que el juez de guardia archiva la causa”.

El día 17 de enero la Policía Nacional se puso en contacto con la víctima para preguntarle cómo se encontraba y si se habían repetido estas agresiones verbales, ante lo que la mujer manifestó estar tranquila.

Medidas de protección

Pese a esta afirmación, los agentes le recomendaron que adoptara medidas de auto protección como puede ser no convivir en el mismo domicilio o cesar definitivamente esa relación y acudir a servicios sociales. “Y a partir de ahí (lamentó) la siguiente información que tenemos es el fallecimiento de la víctima”.
En este sentido, comentó que los hechos tuvieron lugar cuando la Policía Local acudió a un domicilio en el que según los vecinos, se había producido una fuerte discusión entre los habitantes del mismo. “Llegan los agentes (añadió) y se encuentran a una mujer fallecida con evidentes signos de haber sido una muerte violenta”.

Además, los policías locales advirtieron la ausencia del vehículo del marido (pese a estar casados y convivir en la misma casa, la relación estaba rota y la mujer tenía otra pareja) de la fallecida, con lo cual se inició una búsqueda inmediata a través de las emisoras de las fuerzas y cuerpos de seguridad.

Fue la Guardia Civil la que detectó el vehículo de la ex pareja de la fallecida en la autopista del norte y procedieron a perseguirlo para darle el alto. El hombre realizó una maniobra de evasión que provocó un accidente contra otro vehículo ocasionando otros dos heridos (que están fuera de peligro).

Vueltas de campana

El coche del supuesto autor del asesinato dio varias vueltas de campana, quedando éste atrapado en su interior y teniendo que se excarcelado del vehículo. Finalmente, fue trasladado hasta el HUC, donde permanece en estado muy grave.

“Todo apunta a que el autor [del asesinato] ha sido esta persona que ahora mismo está ingresada en el hospital”, dijo el subdelegado, que añadió que se trata del esposo de la fallecida desde hace diez años, aunque la información que maneja la Delegación es que desde hacía unos meses la relación estaba rota, la mujer tenía una nueva pareja y que había frecuentes discusiones entre la fallecida y su anterior pareja.
Por último, el subdelegado explicó que existe una menor de edad reconocida como hija del agresor, aunque en estos instantes se desconoce si es una hija en común, que está en perfecto estado en casa de un familiar.