El riesgo de sostener el déficit en las comunidades autónomas persiste en niveles ligeramente elevados. / EFE
Publicidad

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ve factible cumplir con los objetivos de reducción de deuda pública previstos por el Gobierno este año y los siguientes hasta el 88,7 % del PIB en 2022.

“Alcanzar una ratio de deuda igual o menor a la proyectada en la Actualización del Programa de Estabilidad 2019-2022 se considera factible”, señala la autoridad fiscal en su último “Observatorio de deuda” publicado ayer.

No obstante, esta autoridad supervisora advierte que la ratio de deuda pública sobre el PIB observada en el primer trimestre de 2019, del 98,7 % es mayor a la registrada en el primer trimestre de 2014 (98,1%), a pesar de que el crecimiento económico acumulado desde entonces se acerca al 20 % en términos nominales.

En este sentido, señala que el ritmo de descenso de la deuda pública de las administraciones públicas españolas es el menor de la zona Euro desde la salida de la crisis.

Advertencias

Según considera la AIReF, es factible alcanzar un nivel de deuda del 95,8 % del PIB este año y seguir reduciéndola hasta el 94 % en 2020, al 91,4 % en 2021 y al 88,7 % en 2022.

Señala que, de mantenerse en el medio plazo la reducción en los tipos de interés observada en los últimos meses, permitiría que la deuda de las administraciones públicas se estabilizara ligeramente por debajo del 60 % del PIB cerca de 2035.

Sin embargo, hacia 2040 el gasto derivado del envejecimiento terminaría situando la deuda en la senda creciente de nuevo.

Por ello, avisa de que la profundización de reformas paramétricas en el sistema de pensiones permitiría compensar gran parte del coste debido al envejecimiento, incluso en un escenario que vincule las pensiones al IPC, limitar el esfuerzo fiscal de la Administración Central y alcanzar el nivel de referencia de una ratio de deuda del 60 % en los próximos 15 años.

En el Observatorio de deuda, la AIReF recuerda que, en la Actualización del Programa de Estabilidad (APE) 2019-2022 se prevé un ajuste acumulado de 8,4 puntos del PIB, en línea con las proyecciones del organismo, aunque con una mayor contribución relativa de la mejora en el saldo primario.

El riesgo de sostener la deuda en las comunidades autónomas sigue ligeramente alto, con una ratio que no se prevé que llegue al nivel de referencia legal del 13% en los próximos 15 años.

De esta forma, destaca el alto riesgo para la sostenibilidad de la deuda en Castilla-La Mancha, Cataluña, Murcia y Valencia, donde son necesarios más de 100 días de trabajo para pagar la deuda autonómica.

En las entidades locales, aunque hay casos particulares con niveles de gran endeudamiento, la acumulación de depósitos debido a la existencia de saldos estructurales positivos hace prever que la deuda neta de depósitos siga más negativa.