Koreeda, premio Donostia: “Quiero rodar con un personaje no humano”

El cineasta japonés reconoce que en el futuro le gustaría experimentar con nuevos géneros

10
24 01
El cineasta Hirokazu Koreeda durante la rueda de prensa. / europa press
Publicidad

El cineasta Hirokazu Koreeda repasó ayer con motivo de su Premio Donostia parte de su trayectoria y algunos de sus proyectos futuros, como la posibilidad de “rodar algún día una película con personajes no humanos”.

En rueda de prensa, Koreeda reconoció con humor que tiene interés en salir de su “imagen de director de dramas familiares” y por ello le gustaría en el futuro probar con nuevos géneros, aunque con la excepción de un film de terror. “La verdad que en ese género no me veo”, respondió levantando las risas de los asistentes.

El director japonés, reciente Palma de Oro en Cannes por ‘Un asunto de familia’, está ya preparando el rodaje en Francia de su nuevo trabajo, que empezará en octubre, con “estrellas internacionales” (Catherine Deneuve y Juliette Binoche) y reconoce que es “una experiencia nueva”. “Todo va a ser muy nuevo y espero estar a la altura de los intérpretes”, añadió.

“Nunca me he planteado si ser un cineasta japonés beneficia o perjudica fuera de mi país. Lo importante cuando te lanzas a una producción entre varios países es compartir la visión de lo que se quiere hacer, más que compartir idiomas, porque sin eso no saldrá la película”, apuntó.

También abordó la manera de trabajar con niños en un rodaje, algo muy habitual en sus películas. Para Koreeda, lo más importante al hacer el cásting es fijarse en la “capacidad de aguante y concentración» de los más jóvenes y, después, «el secreto es tener paciencia”. “Y también encontrar un actor adulto que juegue con ellos”, bromeó aludiendo al actor de ‘Un asunto de familia’, Lily Franky, que ha acompañado al director en este acto.

Koreeda admitió que en su intención no está la de hablar de “temas internacionales” cuando aborda un conflicto familiar, por ejemplo, pero sí percibe que muchos de sus espectadores de distintas partes del mundo le comentan que son situaciones que ellos han vivido. “Para hablar de cuestiones comunes en todo el mundo solo hace falta mostrar lo más íntimo”, defendió.

Sobre su relación con el Festival de San Sebastián, recordó que su vinculación dura “ya 20 años” y, aunque sabe que el premio es al total de su carrera, él se encuentra “en la mitad”. “Ya en serio, creo que este galardón sirve para reconocer la labor continua que hemos tenido”, indicó, tras ironizar con el hecho de que ahora rueda películas “para venir a San Sebastián”.