El hombre, valiéndose de su diferencia de edad y su condición de entrenador obtuvo la “total sumisión” de la niña.
El hombre, valiéndose de su diferencia de edad y su condición de entrenador obtuvo la “total sumisión” de la niña. / E.P.
Publicidad

La Fiscalía pide penas que suman casi 27 años de prisión para J.G.F., un entrenador de Mos (Pontevedra) acusado de haber abusado sexualmente de una niña de 14 años, a la que entrenaba, y que será juzgado entre el lunes y el viernes en la Sección Quinta de la Audiencia Provincial de Pontevedra, con sede en Vigo.

Según el escrito de acusación pública, el hombre, valiéndose de su diferencia de edad, su condición de entrenador y de la especial situación familiar de la víctima, obtuvo la “total confianza y sumisión” de la niña, y abusó de ella entre diciembre de 2015 y enero de 2016.
Por estos hechos, le atribuye un delito continuado de abusos sexuales y elaboración de pornografía infantil sobre esa niña de 14 años, que formaba parte del equipo que entrenaba, y también le acusa de exhibicionismo y abuso sexual sobre otra menor. Se da la circunstancia de que este hombre ya había sido condenado anteriormente por abusos sexuales a una menor.

En total, la Fiscalía pide para el acusado 26 años y 8 meses de cárcel, prohibición de acercarse o comunicarse con la víctima por casi 26 años, así como la prohibición de realizar trabajos o actividades en los que tenga relación con menores de edad.

También interesa que se le imponga la medida de libertad vigilada por casi 27 años, una medida que consistiría en prohibirle acudir a eventos, espectáculos deportivos, recintos deportivos o participar en cualquier actividad en la que haya menores. Finalmente, reclama que el acusado afronte indemnizaciones que ascienden a 26.500 euros.

Denuncia del padre

La investigación que derivó en esta causa judicial se inició a raíz de la denuncia del padre de la menor, que sospechaba que su hija estaba manteniendo una relación, aparentemente consentida, con el entrenador de su equipo de fútbol.
La Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Pontevedra puso en marcha las pesquisas y pudo constatar que existía esa relación. Este hombre había sido detenido con anterioridad por hechos similares: en enero de 2010 fue denunciado por supuesto abuso hacia otra menor, y de nuevo fue denunciado por los mismos motivos en 2011 (sobre estos hechos fue juzgado y condenado a dos años de prisión).

Juicio en a coruña

Por otra parte, hoy lunes se celebrará un juicio en la sección primera de la Audiencia Provincial de A Coruña, contra un hombre también acusado de abuso sexual y pornografía infantil hacia una menor, con la que contactó a través de una red social.

El individuo se enfrenta a nueve años de cárcel por un presunto delito de pornografía infantil, en concurso con dos delitos de abuso sexual. Además, se da la circunstancia agravante de que este hombre ya había sido condenado anteriormente por dos abusos sexuales a menor y una tentativa.

Según el escrito de la Fiscalía, el acusado se hizo pasar por una mujer, contactó con una menor a través de una red social, y logró convencerla de que le enviase una foto de contenido sexual. A partir de ese momento, le pedía más fotos insistentemente, amenazándola con difundir la primera imagen, e incluso llegó a proponerle una cita para mantener relaciones sexuales.

Además de la pena de prisión, el ministerio público solicita la medida de libertad vigilada por diez años, además de la prohibición de dedicarse a actividades profesionales o de otro tipo en la que tenga contacto con menores durante 14 años; también reclama la prohibición de acercarse o comunicarse con la víctima durante otros 14 años.

FuenteEuropa Press
Compartir