El juez del voto particular, tranquilo y emocionado por el apoyo recibido

El magistrado Ricardo González evita entrar en polémicas sobre su decisión en la sentencia de ‘La Manada’ y se limita a agradecer el respaldo de sus compañeros en los últimos días

124

El magistrado Ricardo González, autor del voto particular en la sentencia a ‘La Manada’, aseguró ayer que se encuentra “tranquilo y emocionado” por el apoyo que ha recibido de sus compañeros en los últimos días.

“Yo solo hablo en autos y sentencias. No entro para nada en comentarios que se hagan respecto de mi persona, agradezco a quien me ha dado el apoyo y nada más”, manifestó Ricardo González.

El magistrado pronunció estas palabras durante una concentración frente al Palacio de Justicia de Pamplona, concentración que vienen realizando los jueces y fiscales de Navarra los jueves en el marco de movilizaciones con el lema ‘Por una Justicia independiente y de calidad’.

El magistrado Ricardo González fue una de las personas que participaron en la concentración y, en unas breves palabras ante los medios de comunicación, señaló que está “con mucho ánimo, tranquilo, sereno y emocionado” por el apoyo que le han brindado amigos, compañeros de profesión y su familia en los últimos días tras la polémica por emitir su voto particular en la sentencia a ‘La Manada’.

Las palabras del magistrado llegan pocos días después de que el pasado lunes el ministro de Justicia, Rafael Catalá, manifestara que en el Tribunal Superior de Justicia de Navarra y en los profesionales de la justicia en la comunidad “todos saben” que el juez Ricardo González tiene “algún problema singular” y opinara que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) debería plantearse actuar “preventivamente”.

Preguntado expresamente sobre las palabras del ministro de Justicia, el magistrado se limitó a responder: “Absolutamente nada. No comment”.

El mismo lunes, los jueces y magistrados de Navarra pidieron la “inmediata dimisión” del ministro, al que criticaron por mantener una actitud que consideraron “especialmente escandalosa”.

Del mismo modo, el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, Joaquín Galve, manifestó que las palabras del ministro representaban “un ataque directo a la independencia judicial”. Además, aseguró que el magistrado Ricardo González “es una persona absolutamente normal, como cualquier otra, un buen juez además”.

Por otro lado, el magistrado emérito del Tribunal Supremo, Joaquín Giménez, criticó el voto particular emitido por el juez Ricardo González en la sentencia por contener términos como ‘jolgorio y regocijo’ que “merecen pasar a formar parte del catálogo de horrores judiciales”.

Horrores judiciales

En su opinión, ese voto particular “es lo peor que le ha pasado” a la resolución judicial que condena por abuso sexual a los cinco integrantes de ‘La Manada’ y comparó el argumento del juez Ricardo Gonzalez con sentencias judiciales “como la de la minifalda o la que hablaba de la mujer que se puso en disposición de ser usada”.

En cuanto a la reacción social que ha generado el fallo de la Audiencia de Pamplona, el exmagistrado considera “muy sanas” las “críticas a las sentencias” porque los jueces “no son un mundo aparte, sino que forman parte de la sociedad”. Sin embargo, piensa que “es tan peligroso que los fallos produzcan un divorcio con la sociedad como que estén en relación directa con el nivel de decibelios que hay en la misma”.

Para Giménez, “el Código Penal no es el Código de circulación” y aseguró que “de ninguna manera” impulsaría una reforma a raíz de la contestación social que ha generado el fallo. “Hay que legislar no en caliente sino en frío, con serenidad y con ponderación”, explicó. No obstante, el magistrado emérito del Supremo se mostró “totalmente respetuoso”.