Publicidad

El candidato del PP-A a la presidencia de la Junta, Juanma Moreno, contará con el apoyo de los 21 diputados de Cs y de los 12 parlamentarios de Vox para ser investido, en primera votación ante el pleno del Parlamento, como nuevo jefe del Ejecutivo andaluz de la XI Legislatura, al frente de un gobierno de coalición entre PP y Cs.

Ayer se firmaron, por separado, los respectivos acuerdos políticos que PP ha alcanzado, por un lado, con Cs y, por otro lado, con Vox para la investidura de Juanma Moreno como presidente de la Junta. Además de los dirigentes regionales de los citados partidos, los encuentros en la Cámara andaluza contaron con la presencia de los secretarios generales de PP, Teodoro García Egea; de Cs, José Manuel Villegas, y de Vox, Javier Ortega Smith.

Estos acuerdos fueron suscritos un día antes de que la presidenta del Parlamento, Marta Bosquet, desarrolle la ronda de consultas con los portavoces de cara a proponer un candidato a la investidura para el pleno que se desarrollará la próxima semana y cuya fecha definitiva fijará el viernes la Junta de Portavoces.

Cs la vicepresidencia

En primer lugar, se hizo público el acuerdo político, de siete puntos, que PP-A y Ciudadanos habían suscrito mediante el cual la formación naranja se compromete a apoyar al líder del PP-A para su investidura como nuevo presidente de la Junta y que así se lo manifestará a Marta Bosquet hoy.

Igualmente, acordaron que el presidente de la Junta nombrará a Juan Marín vicepresidente, mientras que también cerraron que el nuevo Gobierno estará compuesto por un número de consejerías y delegaciones “menor al actual”.

“El nuevo Gobierno de la Junta establecerá sus prioridades en los acuerdos programáticos firmados por ambas fuerzas políticas”, se incluye en el acuerdo, que también añade que la estructura del mismo se hará “de forma consensuada por ambas formaciones”. Este acuerdo político ha llegado después de que hace varios días suscribieran el acuerdo programático con 90 medidas.

Después se conocía que PP y Vox también habían alcanzado un acuerdo que permitía el apoyo de esta nueva formación a la investidura de Moreno.

En dicho acuerdo, Vox renuncia a propuestas que planteó en su reunión con el PP en Madrid, como que Andalucía renunciara a las competencias de Educación, Sanidad y Justicia, así como a que se procediera a la derogación de las leyes andaluzas contra la violencia de género, para la promoción de la Igualdad de género y para la no discriminación del colectivo LGTBI.

Renuncias de Vox

También, Vox renuncia a otras propuestas como cambiar la fecha de celebración del Día de Andalucía del 28 de febrero al 2 de enero, así como a quitar ayudas a inmigrantes ilegales y asociaciones feministas, y reducir Canal Sur a sólo un canal y con la mitad de presupuesto.

PP y Vox sí acordaron “cumplir con la legislación vigente en materia de inmigración, evitando todas aquellas decisiones que puedan favorecer un ‘efecto llamada’ y combatir a las mafias que trafican con personas”.

Asimismo, se comprometen, entre otras cuestiones, a “crear una Consejería de Familia, a garantizar la libertad educativa y el derecho de los padres a elegir el modelo que deseen para sus hijos”.

Además, el PP y Vox han apoyado “promover una Ley de Concordia que sustituya a la Ley de Memoria Histórica”, según indica el documento.

El Gobierno andaluz sólo estará integrado por PP-A y Cs y se prevé que cuente con once consejerías junto al presidente y un vicepresidente de la Junta. De momento se desconoce el reparto de consejerías entre ambas formaciones, algo que se irá cerrando en las reuniones de los próximos días.