El turista estadounidense de origen cubano José Bravo, una de las víctimas de las agresiones de los manteros.
El turista estadounidense de origen cubano José Bravo, una de las víctimas de las agresiones de los manteros. / efe
Publicidad

Los Mossos d’Esquadra abrieron ayer una investigación sobre la presunta agresión de un grupo de manteros a un turista norteamericano y a su familia ocurrida la noche del miércoles en la plaza de Catalunya de Barcelona. En un comunicado, el cuerpo policial catalán informó de que los investigadores han localizado a los afectados a través de gestiones realizadas con el Consulado de los Estados Unidos en Barcelona.

Por causas que se están investigando, un grupo de manteros presuntamente agredió al hombre y a su familia cuando intentaban mediar en una discusión que previamente se había iniciado entre los vendedores ambulantes y otras personas.

El turista sufrió heridas en la cabeza y fue trasladado al hospital donde fue dado de alta tras ser atendido por los servicios sanitarios, mientras que dos miembros de su familia recibieron diferentes golpes y contusiones, y también denunciarán los hechos.

Declaraciones

Con la declaración de todos los afectados, los Mossos han iniciado una investigación para localizar, identificar y detener a los autores de las agresiones en este sentido.

Fuentes del Sistema d’Emergències Mèdiques (Sem) informaron este jueves a los medios de que el organismo recibió la alerta de la agresión el miércoles a las 21.25 horas.
El Sem activó una ambulancia que atendió al hombre de 45 años por una herida en la cabeza y lo trasladó en estado menos grave al Hospital Clínic de Barcelona, según las mismas fuentes.

El turista agredido, José Bravo, aseguró en declaraciones a los principales medios de comunicación que le agredieron después de que defendiera a una mujer que estaba siendo increpada —según él, también recibió patadas—, y que entonces empezaron a golpearle: “Venían en grupos de todas partes. Me empezaron a atacar con cinturones”.