Equipos de desactivación de explosivos y desescombro trabajando en una parroquia de Tui.
Equipos de desactivación de explosivos y desescombro trabajando en una parroquia de Tui. / EFE
Publicidad

La Guardia Civil intervino este fin de semana otro almacén clandestino con 500 kilos de pólvora y otros 100 kilos de material pirotécnico relacionados con el responsable de la pirotecnia ‘La Gallega’ que está siendo investigado por la explosión registrada en un almacén ilegal de Paramos, Tui (Pontevedra), que el pasado miércoles dejó dos personas muertas.

Así, según confirmaron fuentes de la investigación, el depósito ilegal de material pirotécnico intervenido este sábado en la parroquia de Baldráns. Y ayer domingo, la Guardia Civil localizaba más material pirotécnico en un tercer zulo propiedad del mismo investigado. Por el momento no ha trascendido la cantidad requisada en esta intervención.

Destrucción

De este modo, más de 500 kilogramos de pólvora fueron requisados y trasladados a un almacén pirotécnico para su posterior destrucción. Además, los agentes del Instituto Armado también retiraron otros 100 kilogramos de material preparado.

Este material se encontraba almacenado en bidones en una finca de Baldráns situada a unos 100 metros de las instalaciones de la pirotecnia ‘La Gallega’, propiedad del investigado por homicidio imprudente como responsable de la explosión registrada en Tui el pasado miércoles.

Sobre este almacén pesa una orden del juzgado contencioso administrativo número 1 de Pontevedra, que lleva meses requiriendo al Ayuntamiento de Tui que ejecute una sentencia de 2014 que anula las licencias de actividad y obra de la pirotecnia La Gallega situada en Baldráns.

El último requerimiento es del pasado 3 de mayo, cuando se da un plazo de 10 días al Ayuntamiento para que remita las actuaciones que está llevando a cabo para dar cumplimiento a esa sentencia.

La jueza de Instrucción número 1 de Tui (Pontevedra) decretó el pasado viernes la puesta en libertad de F.G.L., el dueño de la pirotecnia La Gallega, detenido el pasado miércoles tras la explosión de un almacén clandestino de material pirotécnico.

Varios delitos

Este hombre mantiene su condición de investigado por los supuesto delitos de homicidio imprudente, daños imprudentes y lesiones imprudentes y deberá comparecer los días 1 y 15 de cada mes.

Además, se le imputa el delito de riesgo catastrófico en la modalidad de delito de riesgo provocado por explosivos y otros agentes, han añadido fuentes judiciales.

A salida de los juzgados tras su puesta en libertad, el letrado del investigado expresó la voluntad de su defendido de “colaborar con la Justicia” y señaló que, en su declaración, F.G.L. admitió que almacenaba en la vivienda de la parroquia de Paramos material para fabricar explosivos.

Agradecimiento

Por otro lado, el Ayuntamiento de Tui mostró su agradecimiento a “todas las personas, colectivos, entidades e instituciones tanto españolas como portuguesas” por la colaboración y ayuda prestada tras la explosión del almacén pirotécnico ilegal.

En un comunicado emitido ayer domingo, el consistorio tudense expresa su gratitud a todas las administraciones y particulares que “desde el primer minuto” tras la catástrofe prestaron su ayuda “en la atención a los afectados de uno o de otro modo”.

Asimismo, también da las gracias al trabajo del Centro Cultural Guillarei, que sirvió de lugar de acogida para los afectados y donde, como destaca el ayuntamiento, “no se escatimaron esfuerzos ni recursos para prestar la mejor atención posible”.