Imagen de dos de los vehículos decomisados por la Policía Nacional en la Línea de la Concepción.
Imagen de dos de los vehículos decomisados por la Policía Nacional en la Línea de la Concepción. / Europa Press
Publicidad

La Policía Nacional se incautó recientemente en La Línea de la Concepción (Cádiz) de un total de 285 bidones de gasolina que contenían 7.125 litros para suministra a ‘narcolanchas’, en el marco de una operación en la que se recuperaron quince vehículos sustraídos destinados al transporte de sustancias estupefacientes y se detuvo a dos personas.

En un comunicado, la Policía explicó que en lo va de año se han intervenido diez mil cincuenta litros de combustible que iban a ser destinados para abastecer a las embarcaciones neumáticas que trasladan los fardos de hachís desde Marruecos hasta España. Asimismo, hasta la fecha, se han recuperado 115 vehículos, en su mayoría todoterrenos y furgonetas que habían sido sustraídos por todo la geografía española.

Las intervenciones realizadas por las unidades pertenecientes a la Brigada de Seguridad Ciudadana, así como las investigaciones realizadas por la Unidad de Droga y Crimen Organizado (Udyco) de la Comisaría de La Línea permitieron en los últimos días recuperar un total de quince vehículos de alta gama que permanecían ocultos en garajes o estacionados en la vía pública de la localidad.

Los vehículos habían sido sustraídos en distintos puntos del territorio nacional y posteriormente eran trasladados hasta la Línea donde eran despojados de los asientos traseros para maximizar la capacidad de carga, pintados con espray negro los cristales traseros para ocultar su interior y sustituidas las placas de matrículas. Como consecuencia de estas actuaciones fueron detenidas un total de dos personas como partícipes en los hechos, no descartándose más detenciones al continuar la investigación en curso.

En la misma línea de actuaciones, se viene desarrollando un seguimiento de localización e incautación de combustible utilizado por las organizaciones dedicadas al narcotráfico para abastecer el suministro en costa y repostaje en mar abierto a las ‘narcolanchas’ empleadas para esta actividad.

En relación con estas actuaciones, se procedió a sancionar a varias personas y en uno de los casos a detener a una de ellas que se dedicaba a suministrar habitualmente gasolina a miembros de estas organizaciones con conocimiento de su finalidad, imputándole un delito de encubrimiento y falsedad documental.

Cabe destacar el riesgo que generan para la seguridad pública el almacenaje, sin control de las debidas medidas de seguridad, así como su transporte en vía pública con vehículos que no están destinados al transporte de dicho material inflamable.

Se han llegado a intervenir furgonetas cerradas y sin ningún tipo de ventilación, circulando en el casco urbano con más de mil quinientos litros de gasolina en garrafas de plástico, sin las más mínimas medidas de seguridad, dándose la circunstancia de que, además, muchos de estos vehículos circulaba de forma evasiva para evitar ser interceptados por las unidades policiales.