Interior denuncia hasta seis casos de exaltación de ETA a liberados

Fernández Díaz defiende que la negación de los subsidios a los asesinos de la banda no es inconstitucional en el supuesto de que haya falta de arrepentimiento.

1

Guerra de tribunales con el terrorismo de fondo. Mientras la Fiscalía del País Vasco ordenó ayer el archivo de las diligencias abiertas contra Hasier Arraiz y Maribi Ugarteburu, parlamentarios de Sortu, por enaltecimiento de terrorismo en el recibimiento y despedida al líder criminal Thierry, cuyo cadáver fue trasladado a Euskadi el pasado 12 de abril, al entender que no habían delinquido ellos, pero sí otras personas allí presentes, el Ministerio del Interior remitió a la Fiscalía de la Audiencia Nacional hasta seis casos de posible apología en los recibimientos de etarras excarcelados tras la sentencia de la doctrina Parot, según informó el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez.

Según comentó, cada vez que un criminal es excarcelado, este dato se pone en conocimiento de las respectivas Delegaciones de Gobierno del País Vasco o Navarra, en función del origen del preso. El objetivo es que éstas activen dentro de sus competencias los recursos necesarios para evitar este tipo de celebraciones y, en caso de que se produzcan, comunicarlos.

En ese sentido, afirmó que el pasado 28 de octubre «se tuvo conocimiento de esos actos que aparentemente son de enaltecimiento en el caso de Piriz López, y se le comunicó a la Fiscalía de la Audiencia Nacional». «Se ha hecho hasta en seis ocasiones, la última el pasado miércoles con Inmaculada Pacho en Bilbao», añadió.

En algunos casos se han visto episodios como en el caso de Kubati -el asesino de Yoyes-, por el que en su pueblo natal de Elorrio (Vizcaya) se colocó una pancarta con el lema Ni un minuto más. También Javier Martínez Izagirre, condenado por el asesinato de un niño de tres años, fue recibido en Galdácano (Vizcaya) con cohetes.

Asimismo, el diputado general de Álava, Javier de Andrés (PP), sugirió que los excarcelados deberían ser recibidos por antidisturbios de la Ertzaintza para «evitar humillaciones». El Gobierno vasco no respondió a esta propuesta.

Desde Interior, el ministro, Jorge Fernández Díaz, comentó, tras recordar que ya ha remitido a la Fiscalía de la Audiencia Nacional varios casos de recibimientos a etarras, que le parecen «injustas e inveraces» las críticas de UPyD que acusan al Gobierno de pasividad, al tiempo que defendió la enmienda que ha presentado el PP en el Senado para negar el subsidio de excarcelación y las pensiones asistenciales a terroristas y otros condenados de especial gravedad que salen de prisión sin haberse arrepentido ni haber pedido perdón a sus víctimas. «Esto no atenta contra la Constitución», proclamó en el Congreso.

Por otro lado, la Fiscalía de la Audiencia Nacional aprobó la puesta en libertad de otros dos etarras -ya van 67 los excarcelados tras el fallo de Estrasburgo-, uno de ellos acogido a la Vía Nanclares, José Arizmendi condenado por matar a un presunto narcotraficante en 1991 y casado con Idoia López Riaño, La tigresa. La pareja ya mostró su arrepentimiento.