Increpan al cómico Dani Mateo tras negarse a declarar ante el juez

El presentador manifiesta que le preocupa que se lleve a “un payaso” ante la Justicia por hacer su trabajo ya que puede afectar a la imagen de su país y de su bandera

56
El cómico atiende a la prensa a la salida de los juzgados de Plaza de Castilla.
El cómico atiende a la prensa a la salida de los juzgados de Plaza de Castilla. / efe
Publicidad

Varias personas con banderas de España alzadas increparon al grito de “malnacido” al cómico Dani Mateo a la salida de los juzgados de Plaza Castilla tras negarse a declarar como investigado ante el juez de Instrucción número 47 de Madrid por sonarse la nariz con la bandera española en el marco de un ‘sketch’ de humor de un programa de La Sexta.
Al grito de “malnacido” y “desgraciado” un grupo reducido de personas de ideología ultraderechista se dirigió al presentador en el momento en el que estaba atendiendo a la prensa. “Hazlo ahora si te atreves”, le inquirieron alzando la bandera, lo que acompañaron con cánticos alabando la ‘rojigualda’.

“Como veis, no es momento de hablar. Es momento de callar y escuchar lo que diga la Justicia”, se limitaron a decir con semblante serio y visiblemente afectado.
En los pasillos de los juzgados, Mateo se mostró cabizbajo. No estuvo ni cinco minutos ante el juez Adolfo Carretero, dado que se acogió a su derecho a no declarar después de que el juez admitiera la denuncia que la organización Alternativa Sindical de Policía presentó ante el Juzgado de Guardia contra el humorista.

Tras concluir la breve comparecencia, el portavoz de Alternativa Sindical de Policía, Raúl Cuesta, subrayó que este sindicato está para defender “los derechos y las libertades” de los ciudadanos, ya que como Policía Nacional tiene la obligación de perseguir todo tipo de delitos.

Principios

“Queremos dejar claro que los policías, los guardias civiles y los militares defendemos una bandera que representa unos principios y unos valores de la ciudadanía. Por ello, seguiremos defendiendo esta causa ante los juzgados”, apostilló.

A su llegada a esta sede judicial, el presentador y cómico manifestó que le preocupa que se lleve a “un payaso” ante la Justicia por hacer su trabajo, ya que cree que ello puede afectar a la imagen de su país y de su bandera.

El presentador subrayó que este ‘gag’ se encuadra en ‘el terreno de las opiniones’, si bien destacó que ahora se entre “en el terreno de la Justicia”. “Creo que lo más inteligente es callar y esperar a que la Justicia se pronuncie”, dijo.

Tras la polémica creada, el programa que dirige El Gran Wyoming pidió disculpas durante una de sus emisiones. “No hubo intencionalidad política ni ningún posicionamiento editorial detrás, era simplemente humor”, señaló.

Wyoming subrayó que si “la broma no ha funcionado” al generar “crispación social en vez de provocar risa” es evidente que se trata de un “gag fallido”.