El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias.
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias. / EFE
Publicidad

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, consideró posible que las elecciones generales se avancen incluso antes de las municipales de mayo de 2019, ya que señaló que el Gobierno tiene muy difícil mantenerse sin haber aprobado los Presupuestos Generales del Estado y gobernando a base de decretos: “Lo que sería sensato es hacer elecciones”, dijo.

En una entrevista añadió: “Sospecho que la presión va a ser tanta que podemos tener elecciones generales mucho antes de lo que muchos se imaginan”.

Iglesias aseguró que el Ejecutivo de Pedro Sánchez no tiene estabilidad y cuenta con “menos diputados de lo que ha tenido nunca ningún Gobierno”.

Iglesias explicó que el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy estaba “enormemente incómodo” por la gestión que su Ejecutivo hizo del referéndum del 1 de octubre, y manifestó que fue víctima de quienes eran partidarios de cortar por lo sano, una actitud que ha causado muchos problemas, lamentó el líder morado.

“Si hubiera estado personalmente al mando, hubiera optado por otras estrategias más inteligentes”, ya que la que se llevó a cabo fue de una gran torpeza política, subrayó Iglesias.

Sobre el discurso que hizo Felipe VI tras el referéndum, dijo que “comprometió a la monarquía” e hizo que el Rey dejara de ser un símbolo de consenso para convertirse en un símbolo de la derecha.

Igualmente, consideró que aunque el monarca es un hombre inteligente, prudente, nada arrogante y que está muy informado de lo que pasa en Catalunya, en su opinión, estuvo mal aconsejado por quien quiso convencerle “de que el 3-O iba a ser su 23F”.

Sobre la situación actual de Cataluña, Iglesias reclamó a los dirigentes independentistas que muestren en público el mismo “pragmatismo” que tienen en privado.

En ese sentido, el líder morado que observa “miedo a ser acusados de traidores” por parte de los rivales políticos y de una parte de la sociedad catalana que ha visto frustradas sus expectativas de lograr la independencia.

En este sentido, la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, subrayó que el líder de Podemos es “libre de hacer consideraciones” sobre la necesidad o no de adelantar las elecciones generales, pero fue taxativa al afirmar que el Ejecutivo no se siente “rehén de opinión alguna” y continuará trabajando para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

Durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Celaá señaló que el Gobierno socialista cuenta con tiempo para lograr acuerdos que permitan sacar adelante los PGE 2019, y matizó que si bien son lo “suficientemente modestos” como para aceptar consejos de otras fuerzas políticas, no son “rehenes de opinión alguna”. “La agenda es propia y marcamos los tiempos”, añadió.

Lo que proceda

Celaá insistió en que el Gobierno sigue trabajando “día y noche” para que los PGE salgan adelante, y se mostró confiada en conseguir los apoyos necesarios. No obstante, matizó en un momento de la rueda de prensa que, llegado el momento, “se hará lo que proceda”. “Nos seguimos moviendo en el plan A, en esa pantalla estamos”, recalcó haciendo una analogía con el mundo de los videojuegos.

En este sentido, señaló que están centrados en sacar adelante la acción de Gobierno y reiteró que aunque Iglesias “es libre de hacer consideraciones”, ellos deben mantener su línea de trabajo para desplegar “la agenda del cambio”.

Finalmente, el presidente del PP, Pablo Casado, afirmó que el secretario general de Podemos “vuelve a ejercer” de vicepresidente del Gobierno cuando habla de presupuestos y se está dando un ejemplo “poco edificante”. “Creo sinceramente que es una imagen poco edificante”, remachó.

El líder del PP manifestó que cree que Iglesias está ejerciendo de vicepresidente, es decir, desde la misma Vicepresidencia que le “pidió a Pedro Sánchez” en 2015 y que ahora “se la ha entregado de facto”.

“Cabe recordar que la hemeroteca dice que Sánchez dijo que él nunca sería presidente del Gobierno con votos de partidos populistas e independentistas, pues Sánchez le debe ahora los votos al mismo que le quería plantear ser gobierno con una vicepresidencia, el CNI, TVE y ministerios de Justicia e Interior”, explicó.

Para Casado, eso que le pidió en el año 2015 “se lo han acabado dando de facto en el 2018”.