Pablo Iglesias, acompañado por la diputada de En Comú Podem en el Congreso y el teniente de alcalde en Barcelona.
Pablo Iglesias, acompañado por la diputada de En Comú Podem en el Congreso y el teniente de alcalde en Barcelona. / EFE
Publicidad

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, afirmó que su reunión con el presidente de ERC, Oriol Junqueras, fue bien, que hablaron de economía pero que es pronto para hablar de Presupuestos Generales del Estado, y que Podemos negocia en nombre de Podemos: “Ahora quien tiene que moverse es el Gobierno”.

En declaraciones ayer por la tarde justo al salir de la cárcel de Lledoners, insistió en que “ahora, como dijo Pedro Sánchez, al Gobierno le toca negociar como gobierno y se tiene que mover”.

Iglesias añadió que “el nivel de acuerdo con ERC es alto”, tanto con Podemos como con los partidos que forman el grupo confederado en el Congreso Unidos Podemos, y lanzó un mensaje de apoyo a los familiares de todos los soberanistas encarcelados.
“Son los que más están sufriendo por una prisión que considero injusta”, e insistió en que su encuento con los presos soberanistas —no solo con Junqueras— había ido muy bien, y que habían hablado de aspectos políticos, sociales y económicos.

Contribuir al diálogo

El líder de Podemos empezó sus declaraciones parafraseando al poeta Antonio Machado cuando dijo que ‘Si las personas se conocieran más se odiarían menos’, justo antes de explicar que se reunió con “unos hombres que están presos por hacer política que deberían estar en libertad, con todas las dificultades que eso implique”.

También explicó que su grupo confederado en el Congreso se movió ya: “Estamos contribuyendo a un diálogo y a una distensión que es imprescindible para que pueda haber acuerdos políticos, sobre todo”.

Por eso, defendió que la reunión de este viernes en la prisión de Lledoners “ha sido muy importante”, pero incidió en la necesidad de un gesto por parte del Gobierno para hacer el trabajo que considera que le corresponde.

Preguntado por si se había abordado la aprobación de las cuentas públicas, reiteró que se había hablado de cuestiones económicas que están recogidas en los PGE pero “los acuerdos sobre esas cuestiones son un preescenario y hay que seguir hablando”.

“Es muy pronto para que pueda haber condiciones para poder hablar de Presupuestos. Pero ERC y nosotros estamos de acuerdo en lo fundamental”, subrayó, y reiteró que Podemos y su grupo confederado en el Congreso negocian por ellos mismos y el Ejecutivo debe hacerlo en su nombre.
Según explicó poco antes el portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardà —presente en la reunión de dos horas y media en la cárcel con Junqueras—, Junqueras transmitió que no negociarán los PGE hasta que el Gobierno inste a actuar a la Fiscalía en relación a los presos.
Tardà ha destacado la buena sintonía con Podemos y los comuns, y ha sostenido que la reunión ha sido “útil”, especialmente porque el líder de ERC ha podido transmitir al líder de Podemos la posición del partido, aunque ha recordado que no está en manos del líder morado influir en el Ministerio fiscal, porque no forma parte del Gobierno.
“El Gobierno español puede hacerlo, puede abrir esta habitación y dejar entrar a todos a hablar de Presupuestos. Pero si no lo hacen, nosotros no podemos entrar, y no es a Podemos a quien le corresponde abrir la puerta, sino al Gobierno”, zanjó.

Reacciones

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, calificó de “muy irresponsable” la reunión de ayer en la cárcel de Lledoners entre el líder de Podemos, Pablo Iglesias, y el de ERC, Oriol Junqueras. A su entender, el Gobierno de Pedro Sánchez es “rehén de las peores compañías” y de “aquellos partidos que quieren romper España” y criticó duramente que criticó duramente que el Gobierno trate de “intentar negociar los Presupuestos con presos que cometió delitos tan graves como el de rebelión y sedición”.

Por su parte, el Gobierno evitó censurar el encuentro pero se desvinculó totalmente de la iniciativa de esta visita, de los asuntos que trataran en ella y de la imagen que pueda ofrecer esta cita de cara a la opinión pública.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros —pero que tuvo lugar antes de la cita en prisión—, la portavoz del Ejecutivo y ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, no expresó malestar alguno por el encuentro y las consecuencias que pueda tener para la negociación del proyecto de Presupuestos Generales del Estado que el Gobierno quiere llevar al Congreso tras el puente de diciembre.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, calificó el encuentro como una “humillación al pueblo español” que se trate de “repartir indultos a cambio de presupuestos” en un vis a vis, en referencia al encuentro entre Pablo Iglesias y Oriol Junqueras.