El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, da un paso atrás para favorecer el entendimiento con el PSOE. / EFE
Publicidad

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, está dispuesto a no formar parte del Gobierno de coalición que presida Pedro Sánchez siempre que su partido pueda elegir de entre sus miembros a quienes se sumen al gabinete.

Iglesias lo explica todo en un vídeo colgado en las redes sociales en el que asegura que no va a ser “la excusa del PSOE” para que no haya un Gobierno de coalición de izquierdas la próxima semana, y en el que exige que no haya más vetos por parte de los socialistas.

El líder de Podemos ya le ha comunicado esta propuesta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y ha encargado a Pablo Echenique, secretario de acción de gobierno de la formación, que se ponga en contacto con los socialistas para iniciar cuanto antes una negociación en aras de lograr un acuerdo “integral de programa y equipos”.

Propuestas moradas

“España necesita ya un Gobierno de coalición de izquierdas”, dice Iglesias al comienzo de este vídeo en el que apunta que este tiempo ha estado “reflexionando” y ha decidido que él no será la excusa para que el PSOE “evite” esa coalición.

Añade que su presencia en el Consejo de Ministros “no va a ser el problema siempre y cuando el PSOE asuma que no puede haber más vetos”, que la presencia de Unidas Podemos en el Gobierno tiene que ser “proporcional a los votos” y que la propuesta de dicha presencia, “lógicamente, va a ser tarea de Unidas Podemos”.

El vídeo concluye con el anuncio de Iglesias de que ya le ha comunicado a Sánchez esta propuesta y con el encargo a Echenique para que traslade al PSOE la voluntad de Unidas Podemos de “negociar ya un gobierno coalición de izquierdas un acuerdo integral, programa y equipos, para sacar adelante la investidura la semana que viene”.

Previamente, en una entrevista publicada por el diario ‘20Minutos’, el líder de Podemos considera “sensato” el veto del presidente del Gobierno en funciones a que pueda estar en su gobierno, pero dice que “para nada” se lo toma como algo personal y todavía confía en que “habrá gobierno de coalición”.

“Hay que tener paciencia con el PSOE, y nosotros la vamos a seguir teniendo. Estoy convencido de que finalmente van a concluir que la vía más sensata —y además la única posible— es que negocien un acuerdo de coalición con nosotros”, afirma Iglesias en la entrevista, en la que añade que si el acuerdo no llega en julio, “será en agosto o en septiembre”.

Iglesias defiende la consulta que ha realizado su partido a los militantes, en la que el 70 por ciento de los inscritos que han votado ha apostado por una coalición, y vaticina que si el PSOE opta por acudir a otras elecciones los españoles no lo entenderían.