Intervención de Conrado Domínguez, director del Servicio Canario de la Salud, ayer en rueda de prensa.
Intervención de Conrado Domínguez, director del Servicio Canario de la Salud, ayer en rueda de prensa. / Europa Press
Publicidad

Un total de 160 personas fueron evacuadas en la noche del lunes por el incendio que se declaró en el área de Urgencias del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria (HUNSC), de las cuales 47 fueron reubicadas en otros centros públicos y concertados de la isla, mientras que el resto fueron reubicados en el propio Hospital o dados de alta.

Asimismo, aún permanece detenida la mujer que se autoinculpó de provocar el incendio, un hecho que ha llevado al Servicio Canario de la Salud (SCS) y al centro hospitalario a decidir revisar e incrementar todas las medidas de seguridad del Hospital a efectos de que un suceso como el ocurrido el lunes no vuelva a suceder.

Así lo indicó el director del Servicio Canario de la Salud (SCS), Conrado Domínguez, que ofreció una rueda de prensa junto a la coordinadora sanitaria del Servicio de Urgencias Canario (SUC), Ana Carruyo; el director gerente del Hospital Universitario Ntra. Sra. de Candelaria, Jesús Delgado; entre otros para hacer un balance del incendio registrado en el complejo hospitalario.

El incendio se produjo el lunes a las 20.55 horas en el área pediátrica del servicio de Urgencias del Hospital de La Candelaria debido a la explosión de una bombona de oxígeno y después de unas dos horas fue sofocado sin que se registraran heridos. Asimismo, fue detenida una mujer de unos cincuenta años como presunta autora del incendio.

Conrado Domínguez explicó que una vez se produjo el suceso, se activó de inmediato el Plan de Evacuación y Emergencias por parte del personal del centro hospitalario, avisando a los bomberos y cuerpos y fuerzas de seguridad, así como al Servicio de Urgencias Canario, quienes colaboraron en la evacuación de los pacientes y familiares de la zona afectada. A este respecto, Conrado Domínguez destacó que dicho Plan funcionó de forma satisfactoria y eso permitió que no hubiera ni fallecidos, ni heridos. El director indicó que se reubicó a los 160 pacientes que en ese momento.