Varios agentes de la Policía Nacional acuden al lugar del homicidio para investigar el suceso.
Varios agentes de la Policía Nacional acuden al lugar del homicidio para investigar el suceso. / efe
Publicidad

Un hombre de 49 años de nacionalidad dominicana fue detenido ayer tras haber asesinado a su expareja al asestarle cinco puñaladas en una peluquería en la calle Beniferri, número 50, en el distrito madrileño de Villaverde, según confirmaron fuentes policiales y de Emergencias Madrid. Emergencias Madrid recibió la llamada de alerta a las 11.20 horas. Al llegar Samur-Protección Civil al lugar comprobaron que la mujer, también de nacionalidad dominicana, presentaba cinco heridas por arma blanca en el cuerpo: tres en el tórax, una en el cuello y otra en la mano.

La Policía Nacional se encontraba realizando labores de reanimación y, posteriormente, los sanitarios le realizaron una toracotomía, mensaje directamente al corazón. Tras media hora solo pudieron confirmar el fallecimiento. Fuentes policiales indicaron que detuvieron al agresor, al que tuvieron que atender los sanitarios por una herida incisa en la muñeca, en las inmediaciones de la peluquería y que él mismo confirmó que era la expareja de la víctima.

Condenas

La Delegación del Gobierno en Madrid y su titular, José Manuel Rodríguez Uribes, condenaron el asesinato machista de una mujer a manos de su expareja en Villaverde.

En un tuit también agradeció “el buen hacer” de la Policía Nacional, que detuvo al supuesto criminal inmediatamente.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez también quiso dar su apoyo a los familiares de la víctima de la violencia de género de Madrid. “No hay palabras”, sentenció Sánchez en su cuenta de Twitter.

“No pararemos hasta acabar con la violencia de género. Por todas y cada una de vosotras. Porque os queremos vivas. Mi cariño y solidaridad con la familia y amigos de la mujer asesinada en Madrid”, concluyó.