El actor Héctor Alterio representa mañana en Santander la obra ‘Como hace 3.000 años’.
El actor Héctor Alterio representa mañana en Santander la obra ‘Como hace 3.000 años’. / efe
Publicidad

Héctor Alterio afirma que como actor de teatro se encuentra haciendo “un trabajo que no sabía ni qué era ni qué tenía que hacer” y que a pesar de que en sus inicios hizo “un desastre y pasó mucha vergüenza”, a día de “hoy, igual que en el pasado, sigo pensando que voy a terminar mi vida haciendo teatro”.

Según informó la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) a través de una nota de prensa, Alterio asegura que en el teatro es donde se “siente cómodo y dueño de sí mismo”, así como que la magia de la escena está en el hecho de que “estamos vivos, permanentemente sentimos las reacciones del público que posibilitan actuaciones distintas cada noche”.

“Es gratificante ver cómo la gente se sigue emocionando con mi trabajo”, comentó el veterano actor al hacer balance de toda una vida subido a los escenarios. Cuando echa la vista atrás, admite que el paso del tiempo ha hecho mella en sus recuerdos. “Siempre que uno recurre a la memoria hay cosas que se han ido desdibujando”, apunta.

Larga trayectoria

Alterio representará mañana la obra ‘Como hace 3.000 años’ a las 22.00 horas en el campus de Las Llamas, dentro del marco del ciclo escénico ‘Noches de teatro’, organizado por la UIMP durante sus Cursos de Verano.

El título de esta representación parte de un poema de Esteban Agüero, en el que, tal y como explica el veterano actor, “detallaba cómo Homero convocaba con sus poemas en plazas y espacios al aire libre a cientos de personas” para escuchar las piezas poéticas.

En cuanto a la actuación, el intérprete señala que con el guitarrista José Luis Merlín en cierta medida fantaseaban “con la idea de que ese interés por la poesía se volviese a producir”.

En el espectáculo se alternan los poemas de León Felipe recitados por Alterio con la música de la guitarra de José Luis Merlín. Este espectáculo lo llevan haciendo casi diez años de forma irregular. Durante este tiempo, como dice el veterano intérprete, han tenido “una respuesta muy gratificante en todas las plazas”.

En cuanto a la selección de los poemas para el espectáculo, Alterio indica que “fue depurándose sola durante esta década quedándose lo que más me atrae de sus poemas, lo que considero que engarza bien junto a los otros y las músicas”.

El actor también rememoró la compañía de sus dos hijos, Ernesto y Malena Alterio, que le acompañaban en las giras y “se ponían el vestuario y hacía travesuras entre cajas”. En esos momentos, sus hijos le “dieron la seguridad de que afortunadamente iban a seguir en el oficio y les va muy bien, tienen aquí su familia, y mi mujer y yo estamos muy tranquilos en ese sentido”.