Dispositivo de búsqueda de los dos menores desaparecidos en Valencia.
Dispositivo de búsqueda de los dos menores desaparecidos en Valencia. / EFE
Publicidad

La Guardia Civil halló ayer semienterrados los cuerpos sin vida de los dos niños desaparecidos en Godella (Valencia) que fueron vistos por última vez este pasado miércoles.

Después de varias horas de interrogatorio con versiones contradictorias de los padres, la madre condujo a los investigadores hasta el lugar donde estaban los cadáveres de la niña de cinco meses y del niño de tres años y medio.

Según la versión del padre, la madre de los dos niños trató de ahogarlosdespués de que la pareja tuviera una fuerte discusión. El delegado de Gobierno, Juan Carlos Fulgencia, explicó que se habían contradicho e incurrido en incoherencias y que, en un primer momento, no colaboraron.

La familia residía en una casa ocupada y los servicios sociales habían abierto un expediente debido a los problemas mentales de los progenitores y la desatención hacia los menores.

Los niños desaparecidos fueron vistos por última vez por una amiga de la familia, que les llevó comida, y su búsqueda estaba activada en los alrededores de la vivienda.

El operativo se inició al recibir al menos dos llamadas que alertaban de que se habían oído gritos en la casa que okupaba esta pareja.

La Guardia Civil y la Policía Local comprobaron que el padre estaba en la casa, pero no la madre. Algunos testimonios indicaban que había salido corriendo desnuda, hasta que fue encontrada a mediodía escondida, con arañazos “propios de haber corrido”. Además, ante las preguntas sobre los menores, las respuestas del padre habrían sido “incoherentes”.