Los expresidentes Manuel Chaves (d) y José Antonio Griñán, conversan tras un receso en la segunda jornada del juicio de la pieza política de los ERE.
Los expresidentes Manuel Chaves (d) y José Antonio Griñán, conversan tras un receso en la segunda jornada del juicio de la pieza política de los ERE. / EFE
Publicidad

La segunda sesión del juicio por el denominado procedimiento específico por el que se concedieron las ayudas de los expedientes de regulación de empleo (ERE), que se dirige contra los expresidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán y otros 20 exaltos cargos, finalizó tras la lectura de los escritos de defensa de ocho de los acusados, entre ellos los de Chaves y Griñán, cuyos abogados insistieron en que sus patrocinados ni conocieron ni pudieron conocer el presunto fraude.

«Son dos personas honestas y decentes, algunos tendrán que pedir perdón» SUSANA DÍAZ

La segunda jornada de la vista oral comenzó con la lectura del escrito de defensa presentado por el abogado del expresidente de la Junta de Andalucía Manuel Chaves, que solicita la absolución de su patrocinado porque “ni conoció ni pudo conocer las supuestas irregularidades vinculadas” a la concesión de ayudas sociolaborales.

El secretario judicial leyó la defensa de José Antonio Griñán, quien pide la absolución de su patrocinado porque “nunca” intervino en la concesión concreta de las ayudas y “no se ha acreditado”.