Gobierno y Generalitat pactan abrir un nuevo diálogo entre partidos

Las nuevas jornadas de encuentros se desarrollarán en paralelo a la de la Comisión bilateral

8
La vicepresidenta del Ejecutivo, Carmen Calvo, con el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonés. / Europa press
Publicidad

El Gobierno de Pedro Sánchez pactó ayer con la Generalitat catalana estudiar el establecimiento de un nuevo cauce de diálogo “entre partidos”, que discurriría en paralelo al canal de comunicación institucional que representa la Comisión bilateral prevista en el Estatut.

Así lo recoge un comunicado conjunto difundido al término de la reunión celebrada en el Palacio de la Moncloa entre la vicepresidenta del Ejecutivo, Carmen Calvo, con el vicepresidente catalán, Pere Aragonés, y la consejera de Presidencia, Elsa Artadi.

La nota, de tan sólo tres párrafos, comienza afirmando que el encuentro de este jueves ha permitido avanzar en la declaración conjunta salida del encuentro entre el presidente Pedro Sánchez y el president Quim Torra el pasado 20 de diciembre en el Palacio de Pedralbes, cuando acordaron trabajar en favor de vehicular una “propuesta política que cuente con un amplio apoyo en la sociedad catalana” y que se materialice desde “la seguridad jurídica”.

El comunicado de ayer se limita a indicar que el objetivo de la reunión entre Calvo, Aragonés y Artadi era “establecer los mecanismos para un diálogo efectivo que vehicule una propuesta política sobre el futuro de Cataluña”.

“Se valora la posibilidad de establecer dos espacios de diálogo diferenciados: uno, entre Gobiernos a partir de la comisión bilateral Estado-Generalitat y otro entre partidos, todavía por concretar”, precisó la declaración.

Moncloa aclaró que en esa mesa de partidos sólo participarían fuerzas catalanas. Es decir, que los socialistas estarían representados por el PSC, no por el PSOE.

Precisamente para lograr una mayor concreción, habrá una segunda parte de la reunión de este jueves la semana próxima en Barcelona, añadía la nota.

En un momento de la entrevista, Aragonés y Artadi trasladaron a Calvo su “protesta e indignación” por la detención el miércoles de dos alcaldes de la CUP y varios activistas independentistas. Calvo, según señalan fuentes de Moncloa, les ha contestado que esas actuaciones no corresponden al ámbito del Ejecutivo sino del poder judicial.