El Gobierno, dispuesto a estudiar una subida del IRPF a rentas altas

Desde Unidos Podemos hacen hincapié que todavía “no se ha cerrado ningún acuerdo”

25
34 01
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en el Congreso de los Diputados. / Europa press
Publicidad

El Gobierno se mostró dispuesto a estudiar una posible subida fiscal a rentas superiores a los 60.000 euros en la reunión que mantuvo ayer con el grupo parlamentario Unidos Podemos.
El responsable de políticas económicas de Izquierda Unida, Carlos Sánchez Mato, que ha estado presente a la reunión, explicó que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y la secretaria de Estado de Hacienda, Inés María Bardón, se mostraron a favor de “hablar” sobre esta posible subida del IRPF si se trata de las rentas que excedan los 60.000 euros.

Aunque, Mato hizo hincapié en que “no se ha cerrado ningún acuerdo”, afirmó que “tampoco se ha cerrado la puerta a nada”, sobre todo porque el grupo parlamentario de Unidos Podemos “no lo hubiese permitido”. “Nadie ha dicho que no se vaya a hablar”, apostilló, refiriéndose a esta posible subida fiscal.

Durante la reunión, el responsable de Izquierda Unida en esta materia le trasladó al Gobierno que había “margen de actuación” en el IRPF, sobre todo en las rentas altas, aunque la ministra se mostró reacia a subirlo en el caso de las rentas de 60.000 euros.

En esta línea, Mato señaló que le ha pedido al Gobierno que propusiera un importe de renta superior a 60.000 euros, porque así se mandaría un mensaje “importante” de la necesaria recuperación de la progresividad fiscal.

También dejó claro que poner escalones en las rentas “elevadísimas” de España sí tendría potencia recaudatoria. Ante esta afirmación, tanto la ministra como la secretaria de Estado confirmaron que efectivamente esta subida sí tendría potencia recaudatoria y no afectaría ni a los autónomos ni a las clases medias y trabajadoras.

Según Mato, la intención de la formación morada es la de tocar, desde el punto de vista de la progresividad fiscal, a las rentas más elevadas, “a esos poquitos contribuyentes a los que les sale porcentualmente muy barato tener rentas de capital y del trabajo”.

El Gobierno se mostró a favor de estudiar esta medida y ha pedido al grupo que propusieran medidas concretas. Así, Mato ha afirmado que le trasladarán al Ejecutivo de Sánchez los efectos que tiene esta medida, ya que “la potencia recaudatoria es muy alta”.

Bajo su punto de vista, es “positivo” que estudiar una subida del IRPF vuelva a estar encima de la mesa, porque es “importante”. “Hay que invertir una dinámica que estaba yendo por la vía de eliminar la progresividad fiscal, que es a lo que se ha dedicado el Gobierno del PP”. Así, considera que “que se dé un mensaje de que eso empieza a cambiar sería algo tremendamente positivo más allá de lo recaudatorio”.

Fuentes del Ministerio de Hacienda trasladaron que hasta el momento “no se ha cerrado ni acordado nada”. “Estamos negociando, pero eso no significa que se vaya a hacer”, según afirmaron.

Tras la reunión, el secretario de organización de Podemos, Pablo Echenique, afirmó que su formación le ha explicado al Gobierno que España tiene “mucho margen” en comparación con Europa para hacer que las grandes fortunas y corporaciones paguen una mayor imposición y contribuyan así “con mayor generosidad” al Estado de Bienestar español.