José Guirao (2i) en la presentación en el Museo Arqueológico Nacional de la exposición ‘Galaicos’.
José Guirao (2i) en la presentación en el Museo Arqueológico Nacional de la exposición ‘Galaicos’. / efe
Publicidad

El ministro de Cultura y Deportes, José Guirao, no descarta que pueda preverse el cierre de páginas webs de reventa de entradas en una futura regulación legal de esta práctica. “Si hay que llegar a cerrar una página se hará”, explicó el titular de Cultura.

Guirao, en una entrevista, precisó que esta opción debe plantearse en “la ley o el decreto” que regule la reventa en la que se establecerá “qué se considera ilícito y, si como consecuencia de un ilícito hay que cerrar esa página, se hace”. En este sentido, recordó las sanciones impuestas a webs por la vulneración de derechos de autor.

“Nada más llegar al ministerio firmé una multa de más de 300.000 euros a una web que incumplía reiteradamente la legislación antipiratería”, puso como ejemplo Guirao, quien reiteró que “si hay que llegar al cierre habrá que llegar”, porque “hay que defender al consumidor y a la gente que de buena fe quiera ir a un concierto”.

El Ministerio de Cultura y Deporte y las comunidades autónomas aprobaron el martes el informe sobre una futura regulación de las reventas que prevé cuatro alternativas. Dichas opciones van, según explicó el ministro, desde “lo más liviano a lo más extremo”, que sería “prohibir totalmente la reventa”.

Racionalidad

En su opinión, esta última alternativa es “complicada” de llevar a la práctica por entender que “existen reventas naturales” y puso como ejemplo aquellas que se producen “cuando alguien compra una entrada y luego se la pasa a un amigo”. El problema, según el ministro, se produce “cuando es una acción organizada para aumentar los precios”.

A su juicio, la mejor solución pasa por aplicar un “principio de racionalidad, ver qué es lo razonable y lo cotidiano”.
De otra parte, el titular de Cultura pidió a la Sociedad General de Autores (SGAE) que solucione sus problemas de “forma pacífica” encontrando “un camino de consenso”, aunque advirtió a la entidad que de no ser así el Ministerio “hará lo que tenga que hacer”.

Guirao admitió que, tras el resultado de las elecciones internas celebradas en la organización de autores la pasada semana, “parece” que la entidad está lejos de solucionar sus problemas. “Lo que he visto es una gran confusión, disparidad de criterios y enfrentamientos que no son razonables”, explicó el titular del Ministerio.

José Guirao recordó a la organización su obligación de adaptar los estatutos a la nueva situación de la entidad, así como la revisión de criterios de reparto que “no siempre parecen equilibrados internamente” y que faciliten “la participación masiva de todos los que forman de la entidad implementando el voto electrónico”.

El titular de Cultura lamentó que el conflicto esté perjudicando a la SGAE porque “mucha gente paga derechos y (la organización) tiene el deber no sólo de funcionar bien y pacíficamente sino de prestigiar a los autores”.

Por otra parte, el ministro reiteró el compromiso de apoyar por parte de su departamento a la Real Academia (RAE). Finalmente, recordó, no obstante, que el lema de su ministerio es “primero proyecto y después dinero”.