La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, en rueda de prensa ayer tras el Consejo de Ministros.
La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, en rueda de prensa ayer tras el Consejo de Ministros./ EFE
Publicidad

La ministra portavoz, Isabel Celaá, aseguró en rueda de prensa que “nada está fijado” en la negociación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) con Unidos Podemos, salvo que no se va a subir el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) a rentas de 60.000 euros, “porque afectaría a las clases medias”.

Así lo señaló Isabel Celaá en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, donde también hizo hincapié en que el Gobierno y Unidos Podemos están “en un punto de tránsito” y negociaciones dentro de lo que es el debate para definir unas cuentas públicas para el próximo año.

La ministra portavoz apuntó que el resto de temas a tratar con Unidos Podemos, a parte de lo mencionado respecto al IRPF, están “sujetos a la negociación propia”. “Estamos al principio del camino de la negociación y ya se irá viendo”, señaló la ministra.

Celaá apostilló que “toda negociación tiene un tránsito” y que por el momento “se han estado tanteando diferentes posibilidades”, aunque ha afirmado que el Gobierno todavía “no tiene ningún diagnóstico” y que “trabaja con determinación”.

Por su parte, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, confirmó el pasado jueves en el Congreso que el Gobierno está dispuesto a explorar o estudiar la posibilidad de subir los impuestos a las rentas del trabajo por encima de los 150.000 euros.

La titular de Hacienda hizo especial hincapié en que el Gobierno socialista “había dejado muy clara su posición desde el primer momento de que no iba a subir los impuestos ni a la clase media ni a la clase trabajadora”. Además, subrayó, María Jesús Montero que las rentas superiores a 150.000 euros “evidentemente” no pertenecen ni a las clases medias ni a las clases trabajadoras.

FuenteEuropa Press
Compartir