Garrido defiende el papel emergente de la mujer en las técnicas del cine

La actriz que protagoniza la película ‘Solo’ señaló que el protagonismo femenino cada día tiene más peso en los diversos métodos que se utilizan en el rodaje en las películas

La actriz Aura Garrido, que protagoniza la película ‘Solo’ sobre la historia real de un surfista aislado y herido durante 48 horas en un acantilado de Fuerteventura, señaló que “las cosas están cambiando” en el mundo del cine y “cada vez hay más mujeres en puestos técnicos”. “Llevo en esto diez años y he visto muchos cambios y es verdad que ahora están cambiando las cosas, aunque de una manera lenta. Pero sobre todo en los últimos meses se cambian cosas que antes no se planteaban en general”, señaló en una entrevista con los medios la actriz, al ser preguntada por los cambios en la Ley del Cine que premiarán a las películas con mujeres en puestos de responsabilidad.

Para Garrido, la mujer en el cine “no solo ha tenido complicaciones” desde el punto de vista de las actrices, sino también a la hora de “acceder a los puestos técnicos”. “Se dan situaciones comprometidas, comentarios machistas… y en general ha habido bastantes mujeres que lo han tenido muy dificil para acceder a puestos de responsabilidad”, señaló.

No obstante, la protagonista de ‘Stockholm’ cree que se está produciendo un cambio y esta falta de mujeres en esos puestos es “algo que va a caer por su propio peso”.

“Seguramente va a haber un cambio generacional fuerte y será más fácil para la próxima generación, pero es importante seguir planteando el debate”, añadió.

La intérprete dice que las mujeres siempre han tenido difícil a acceder a puestos de responsabilidad

‘Solo’, que llegará a los cines el 3 de agosto, está inspirada en la historia real del surfista Álvaro Vízcaíno, quien tras 48 horas y con la pelvis rota después de un accidente en un acantilado de Fuerteventura, fue rescatado. Rodada en la isla, la cinta ha contado con el asesoramiento del propio protagonista, quien no obstante se ausentó durante varios momentos del rodaje debido a que “se le removían las tripas”.

Así lo explicó Alain Hernández, quien da vida al propio Vizcaíno en la gran pantalla. El actor explicó que viajó tres semanas antes del rodaje para recibir nociones básicas de surf, submarinismo y escalada, en un rodaje que fue bastante “salvaje”.

“Tuve que sufrir las cosas más salvajes de la isla: estar en el agua mucho tiempo (y es más fría que la del Mediterráneo) y la parte del acantilado rodada en el sur, donde hacía mucho calor. Básicamente, tragué mucha agua y comí mucha arena”, comentó con humor Hernández ante los medios de comunicación.

Momentos complicados

El director de la cinta, Hugo Stuven, incidió en esos momentos más complicados de rodaje, en especial por las condiciones climatológicas. “Había días en que no podíamos rodar por el oleaje, la transparencia del agua o incluso una plaga de medusas que picaron a Alain. Sin embargo, volvería a rodar en el agua, porque como dice Guillermo del Toro, ‘lo normal es que una película no exista’. El resto lo haces con gusto y con ganas”, apuntó.

Pese a este aspecto físico, la película también aborda desde la contención la soledad actual que rodea a muchas personas —en este caso, este aislamiento sirve al protagonista para una particular redención—. “La vida está llena de momentos para que te pares a pensar, pero al final es verdad que nos cuesta muy poco dar un abrazo a una persona que no conocemos de nada y con la familia parece que te cuesta más”, reconoció Stuven.

En esta misma línea, Garrido reconoce que “el silencio es importante” a día de hoy. “Muchas veces hay tanto ruido externo y tanta inmediatez que es importante parar y escuchar el silencio para identificar lo que realmente quieres hacer. Yo soy una persona que necesita soledad”, concluyó ante los medios de comunicación en la entrevista.

FuenteEuropa Press
Compartir