Fracasan las negociaciones entre Sánchez e Iglesias para la investidura

La portavoz socialista, Adriana Lastra, califica la reunión de infructuosa y desde el PSOE dicen que el líder morado “antepone los nombres a los contenidos y a las políticas”

23
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias durante la nueva ronda de consultas.
Publicidad

La reunión de casi dos horas entre el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, no sirvió para desbloquear la negociación de la investidura, ya que Iglesias “antepone los nombres para formar gobierno a los contenidos y las políticas”, según acusó el PSOE.

La portavoz parlamentaria de los socialistas, Adriana Lastra, calificó la reunión de “infructuosa” y dijo, en tono grave y con semblante serio, que no quiere “pensar que Iglesias esté buscando impedir por segunda vez que España tenga un gobierno de izquierdas”.

“La negociación ha sido infructuosa y parece ser que al señor Iglesias le preocupan más los nombres del Consejo de Ministros que la política”, denunció Lastra.

Tras recalcar que Sánchez le llevó ayer a Iglesias dos documentos (el que aprobó el lunes la ejecutiva del PSOE y otro que recogía coincidencias programáticas), incidió en que la respuesta que recibió fue que no quiere hablar de eso.

“Queremos hablar de las políticas, el problema es que no tenemos interlocutor, no se quieren sentar a hablar de eso”, lamentó la portavoz socialista, que apuntó que es la primera vez que ve en una negociación que el otro partido “no se quiere sentar a hablar de un documento político, que es la base de cualquier acuerdo de gobernabilidad”.

falsedades

Además aseguró que “no es cierto” que Sánchez haya transmitido a Iglesias que hubiese decidido ir a nuevas elecciones y reprochó a éste que anteriormente ya haya difundido otras “falsedades” sobre la posición socialista, como que el presidente le ofreció en la primera reunión dos ministerios y que le dijo que prefería ser investido con los votos del PP y Cs.

No obstante, se mostró convencida de que si la investidura de Sánchez no sale adelante en julio tampoco lo hará en septiembre, porque no cree que Iglesias vaya a modificar de aquí a entonces su posición.

“Lo dijo la ministra Montero y yo lo ratifico: ‘no hay segundas oportunidades’. No puede ser que los ciudadanos se vayan de vacaciones sin gobierno (…) Solo habrá una investidura, porque no va a haber cambio de aquí a septiembre”, advirtió, a la vez que insistió en que no ve voluntad de entendimiento en Unidas Podemos.

“Si hubiera voluntad podríamos entendernos”, lamentó, tras constatar que en los últimos doce meses ambos partidos sí han sabido entenderse, pero que ahora ni ve que Unidas Podemos dé “pasos adelante” ni cree que exista la confianza necesaria.

A ese respecto, recalcó que para formar gobierno con otra fuerza política es necesario que haya “lealtad”, sinceridad” y “confianza” y avisó a Iglesias de que “la confianza se construye día a día” y de que a las negociaciones se va “con ánimo de pactar”. “Si tu interlocutor se dedica a descalificar, a lo mejor es que no tiene tanto ánimo de pacto”, remató.