El fiscal se opone a la creación del sindicato de prostitutas OTRAS

El Ministerio Público de la Audiencia Nacional alega que la organización inscrita el pasado agosto fue creada en “fraude de ley” para permitir y regular cualquier tipo de actividad sexual

44

La Fiscalía de la Audiencia Nacional alegó que la Organización de Trabajadoras Sexuales (OTRAS) fue creada “en fraude de ley” para permitir y regular cualquier actividad sexual, incluida la prostitución por cuenta ajena, y por tanto, para fines distintos a los previstos por la legalidad. Así lo expuso el fiscal de la Audiencia Nacional, Benito Ejido, durante la celebración durante la jornada de ayer de la vista en la que se analizó el recurso presentado por la Comisión de Investigación de Malos Tratos a Mujeres y la Plataforma 8 de Marzo de Sevilla contra los estatutos del sindicato. Según argumentó, “no cabe” la sindicación para “ejercer unas pretendidas relaciones laborales” que “incluso pueden ser delictivas”.

“Si no, se hubiera excluido expresamente la prostitución en los estatutos. ¿Y por qué no se ha hecho? Porque se pretende usar esta vía para legalizar la prostitución”, alegó. En este sentido, añadió que si lo que se quiere es legalizar esta actividad deberá hacerse “por otra vía”, no por la vía judicial que se dedica a aplicar las leyes y el derecho.

En la jornada de ayer también estaba prevista la celebración de otra vista para abordar el recurso que, por su parte, presentó la asociación pro Derechos Humanos L‘Escola, dirigida en concreto contra la inscripción del sindicato que hizo la Dirección General de Trabajo. Sin embargo, fue suspendida hasta que el tribunal haya dictado sentencia sobre la legalidad de los estatutos de la organización.

OTRAS fue inscrito como sindicato el pasado mes de agosto, sin embargo, desde el propio Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, la ministra Magdalena Valerio, desconocía su publicación y reconoció que le habían metido “un gol por la escuadra” y que la inscripción del sindicato de trabajadoras sexuales había sido un “error”. De hecho, el propio Ministerio anunció la puesta en marcha de un recurso para impugnar los estatutos del sindicato y remitió un informe a la Fiscalía General del Estado explicando el error y exponiendo los argumentos.

Postura contraria

En la vista que se celebró ayer, el fiscal expuso una postura contraria a la constitución de OTRAS, apuntando que la “única” solución es la estimación de la demanda y la declaración de la nulidad de los estatutos. El representante del Ministerio Público hizo hincapié en que la actividad empresarial contemplada en los estatutos consiste en que la obtención de un beneficio a costa de la prostitución, y eso “no puede ser admitido”.

En este contexto, apuntó que el Código Penal ya sanciona “a quien se nutre” de este tipo de explotación que “ni es lícita ni está amparada legalmente”. Según el fiscal, el hecho de existir un contrato laboral con el empresario, hace que la mujer “renuncie a la libertad sexual” que, a su juicio, debiera existir en toda relación.

“La relación laboral le haría estar condicionada”, argumentó ante los medios. En esta misma línea se pronunciaron las abogadas de la demanda Charo Carracedo y Sara Vicente Collado durante la presentación de la misma ante el tribunal, que además que nulidad de los estatutos, reclaman la cancelación de la inscripción de la organización.