Siniestro
Efectos de la explosión que se produjo ayer en un almacén pirótécnico de Tui, en Pontevedra./ E. P.
Publicidad

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, avanzó ayer jueves que el Gobierno autonómico aprobará una orden “similar” a la aprobada tras la ola de incendios de octubre de 2017 destinada a las familias afectadas por la explosión de material de pirotecnia este miércoles en Tui (Pontevedra).

Así lo comunicó en la rueda de prensa posterior a la reunión de su Gobierno, en la que la conselleira de Infraestruturas e Vivenda, Ethel Vázquez, presentó un informe de urgencia tras el siniestro registrado en la tarde de este miércoles.

“Vamos a aprobar las ayudas a los afectados en daños en viviendas para que puedan ser reconstruidas”, señaló Feijóo, quien en su intervención trasladóel pésame por los dos fallecidos confirmados por la explosión.

También agradeció el trabajo de los efectivos sanitarios, fuerzas de seguridad y efectivos de emergencias, antes de comprometerse a “agilizar lo máximo posible todas las ayudas e indemnizaciones para rehabilitar sus viviendas”.

Ayudas económicas

Antes de desplazarse a Tui, el presidente gallego concretó que no se puede avanzar una cuantía económica para la orden de ayudas porque aún no se han computado los daños con exactitud, y ha advertido, eso sí, tras insistir en su “mensaje de tranquilidad a los vecinos”, que la Xunta “no pagará con dinero público lo que corresponde a aseguradoras”.
“Suponemos que la pirotécnica tenía seguro de responsabilidad patrimonial y probablemente otras personas con casas dañadas o destruidas, también. No vamos a pagar con dinero público lo que corresponde a las aseguradoras, pero si no hay seguro, si la responsabilidad patrimonial de la pirotécnica fuese insuficiente, estará la Xunta”, garantizó el presidente.

Al término del Consello de la Xunta, el presidente gallego se desplazó a Tui, donde tras visitar la zona, confirmó en declaraciones a los medios de comunicación, que el arquitecto municipal le ha trasladado que “al menos 60 inmuebles serán objeto de enormes dificultades”.

Feijóo remarcó que, una parte de las mismas han “desaparecido” y en otras hay daños que es preciso evaluar, para ver si son más “estéticos” o “estructurales”.

En todo caso y, pese a que todavía no se puede “descartar”, el presidente gallego remarcó que “lo importante es que no haya más víctimas mortales”.

En Tui, Feijóo precisó que la línea de financiación que abrirá la Xunta servirá para ayudar a personas que hayan perdido o sufrido daños en sus viviendas, pero también se cooperará con el Ayuntamiento para ayudar a las familias que hayan perdido su vivienda.
“El alcalde me confirma que hay 33 familias afectadas”, relató, antes de precisar que la mayoría han sido realojadas en casas de familiares y media docena están a cargo de los Servicios Sociales del Ayuntamiento.

“Con el Ayuntamiento, trabajaremos para restablecer la normalidad y para asesorar a los vecinos para que cobren sus seguros”, subrayó el presidente, quien precisó que, “si esto no fructifica”, los ciudadanos deben estar tranquilos porque la Xunta asumirá su papel.

Almacenamiento ilegal

El Ayuntamiento de Tui (Pontevedra) asegura que la explosión registrada el miércoles por la tarde en un lugar donde se almacenaba de manera ilegal material pirotécnico se produjo en un “sitio no conocido” por el Consistorio.

Así lo manifestó el alcalde de la localidad, Carlos Vázquez Padín, quien comentó que la “sede conocida” de la empresa pirotécnica La Gallega, propiedad del detenido por la explosión del almacén ilegal, ubicada en Baldráns, Tui, fue precintada en 2016 por un “expediente urbanístico”, pero el almacén ilegal que explotó era “desconocido” para el Ayuntamiento.

Sobre la situación de La Gallega, fuentes próximas a la investigación explicaron que esta pirotecnia “cumplía los requisitos que se requieren” para su actividad y, desde el punto de vista legal, “cumplía con la normativa en la última inspección” que le realizaron. No obstante, las mismas fuentes consultadas matizaron que el almacén habilitado en un galpón que explotó “era ilegal” y el material pirotécnico estaba “almacenado de forma ilegal” en Paramos.

Además, el detenido, al que no le constan detenciones previas, tiene algunas denuncias administrativas anteriores relacionadas con la empresa pirotécnica de la que es dueño.