Anaiz Funosas con Raymond Kendall en la rueda de prensa en Bayona.
Anaiz Funosas con Raymond Kendall en la rueda de prensa en Bayona. / efe
Publicidad

El acto de escenificación de la disolución de ETA, que contará con representantes institucionales, políticos, sociales y personalidades internacionales, se celebrará el próximo día 4 de mayo en la localidad vasco francesa de Kanbo, cercana a Baiona, situada en el Departamento de Pirineos Atlánticos, en la región de Aquitania.

En una comparecencia ante los medios de comunicación celebrada en Baiona, los organizadores de la cumbre no nombraron la disolución de ETA, aunque afirmaron que, en breve, se conseguirán “más avances”, después de los logrados en la Conferencia de Aiete, tras la que se produjo el anuncio del fin de la violencia de la banda y de la escenificación del desarme.

No obstante, fuentes conocedoras del proceso afirmaron que el encuentro será previo a la declaración de ETA de disolución. Los detalles del ‘Encuentro internacional para avanzar en la resolución del conflicto en el País Vasco’ los ofrecieron Hernán, Funosas y Kendall.

Aiete en la mente

Además, estuvo presente el ‘grupo de apoyo de cargos electos de Iparralde’, integrado, entre otros, por René Etchegaray, alcalde de Baiona y presidente de la Mancomunidad de Iparralde. Etchegaray destacó que la Declaración de Aiete “no fue en vano” y subrayó su apuesta por el logro de una “paz definitiva y duradera”. Por su parte, Kendall aseguró que este encuentro internacional será “primordial para el proceso de paz y para la pacificación definitiva”.

“Vamos a ver más avances en un futuro cercano, a comienzos del mes de mayo. Existen condiciones para avanzar en el último objetivo”, señaló en referencia a la disolución de ETA.

Por ello, llamó a representantes institucionales, políticos y sociales a participar en la cumbre porque “marcará un nuevo hito en el camino de una paz definitiva y duradera”.

Durante la lectura del comunicado, los organizadores del Encuentro Internacional de Kanbo recordaron que el 17 de octubre de 2011 se organizó la Conferencia de Aiete. “Allí, subrayamos nuestra creencia de que el objetivo de lograr una paz justa y duradera del último conflicto violento en Europa era factible. Realmente creímos que, con el apoyo de la sociedad vasca, sus representantes políticos y la comunidad internacional era posible hacerlo”, indicaron.

FuenteEUROPA PRESS
Compartir